La violencia deja 15 muertos al norte de México, incluido niño de EEUU

La violencia ligada al crimen organizado dejó 15 muertos en la noche del viernes a este sábado en el Estado mexicano de Chihuahua (norte), incluído un niño estadounidense de siete años que fue asesinado a balazos junto con su padre, informaron fuentes locales.

La violencia ligada al crimen organizado dejó 15 muertos en la noche del viernes a este sábado en el Estado mexicano de Chihuahua (norte), incluído un niño estadounidense de siete años que fue asesinado a balazos junto con su padre, informaron fuentes locales. El menor, residente en la vecina ciudad estadounidense de El Paso, Texas, viajaba la noche del viernes a bordo de una camioneta junto a su padre, de nacionalidad mexicana, cuando hombres armados le dispararon desde otro automóvil, informó la Suprocuraduría de Chihuahua.En el lugar del ataque se encontraron al menos 15 casquillos percutidos, añadió la Suprocuraduría al precisar que el niño se encontraba en Ciudad Juárez para pasar el fin de semana con su padre, quien reside en esta localidad.En otro punto de Ciudad Juárez, dos hombres fueron ultimados a balazos en las afueras de un expendedor de venta de gas butano, mientras que un profesor universitario fue asesinado con arma de fuego cuando viajaba en su vehículo, indicó la fuente.Otros cuatro hombres fueron asesinados en distintos hechos de violencia ocurridos por separado en Ciudad Juárez, considerada la localidad más violenta de México con más de 2.000 muertes violentas en lo que va de 2009 pese a la presencia de más de 8.500 militares.En la zona sur Chihuahua, en los límites con el estado de Durango (norte), se produjo un triple homicidio con arma de fuego en un camino que conduce al poblado de Dolores, informó la Procuraduría de Justicia EstatalOtros tres homicidios se reportaron en distintos poblados de la zona serrana del estado de Chihuahua, cuyo territorio se disputan distintos cárteles de la droga debido a la amplia frontera que comparte con Estados Unidos.El Gobierno mexicano mantiene un operativo de cerca de 50.000 militares en distintos puntos de México para combatir a los cárteles de la droga, a los que atribuye más de 14.000 homicidios desde que asumió el presidente del país, Felipe Calderón, a fines de 2006, la mayoría en la frontera norte.

Más noticias

0 Comentarios