Aumentan problemas de sanidad en Puerto Rico por endeudamiento público

Cada vez más problemas en la sanidad en Puerto Rico. Cada vez más problemas en la sanidad en Puerto Rico.

Cada vez más problemas en la sanidad en Puerto Rico.

El elevado endeudamiento de la Administración de Seguros Médicos (ASEM) de Puerto Rico, la corporación pública que financia la asistencia sanitaria prestada a la población de bajos recursos, se suma a otros problemas que han sumido al sector de la sanidad en una profunda crisis.

El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Juan Oscar Morales, dijo a Efe que conocer la raíz de esos problemas, en especial los relacionados con los planes médicos ofrecidos a la población a través de Medicare Advantage que financia ASEM, es la razón de una investigación en esa cámara legislativa.

La investigación, que comenzó el miércoles y se prolongará durante la próxima semana, contó con la participación de los principales responsables del sector sanitario en Puerto Rico.

El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez, señaló durante la vista que la deuda de ASEM asciende a un total de 520,000,000 de dólares, afectando principalmente a los proveedores de equipo básico suministrado al Centro Médico, la primera institución médica de la isla.

El funcionario dijo que en los últimos 6 meses la deuda de ASEM se ha incrementado en 26,000,000 de dólares, una mala noticia para el sector y Puerto Rico en general, territorio que arrastra una deuda cercana a los 69,000,000,000 de dólares que el Ejecutivo de Ricardo Rosselló no puede pagar por falta de liquidez en las arcas públicas.

Las palabras de Rodríguez se produjeron durante la vista de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes que investiga las supuestas irregularidades que se registran en los servicios médicos prestados a la población a través de Medicare Advantage.

Medicare es un programa federal de seguro médico de salud de fondos públicos para personas de 65 años o mayores con escasos recursos del que en Puerto Rico se benefician cerca de 600,000 personas.

Dentro de Medicare, el Advantage es un programa que subsidia por medio de ayuda financiera a las personas para la contratación de planes médicos privados.

En Puerto Rico la mayoría de los beneficiarios del Medicare están dentro de la modalidad de Advantage.

El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes señaló que desde hace años proveedores y beneficiarios se quejan de las aseguradores que administran Medicare Advantage y que su deber es proteger a la población.

Las supuestas prácticas incluirían denegar atención a los pacientes y bajar tarifas previamente negociadas a laboratorios y médicos que presentan servicio a los enfermos.

Morales adelantó que por ello se exigirá la actuación de la Oficina del Comisionado de Seguros para que investigue si realmente las aseguradoras incurren en algún tipo de irregularidades.

Además, adelantó que en caso de que se detecten actuaciones ilícitas se exigirá la intervención de la justicia.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Víctor Ramos, dijo a Efe que para aclarar la situación del plan Medicar Advantage en la isla exige, al igual que dijo Rodríguez, la intervención de la Oficina del Comisionado de Seguros.

Ramos subrayó que las aseguradoras limitan los servicios que se prestan a los pacientes y que por ello es necesario que se presente legislación que evite lagunas.

La situación del Medicare Advantage es solo uno más de los graves problemas que enfrenta el sector en la isla, ya que al preocupante endeudamiento de ASEM se suma la "fuga" de médicos a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de trabajo.

Según cifras del Departamento de Salud de Puerto Rico, en los pasados doce años más de 2,400 médicos en la isla partieron a buscar una mejor oportunidad profesional, lo que ha causado una escasez en los servicios de salud sin precedentes.

Al sistema de cobertura sanitaria pública en Puerto Rico solo puede acogerse personas hasta cierto nivel de ingresos.

Los planes son Medicare -para personas mayores con bajos ingresos- y Medicaid, para individuos con bajas rentas, alcanzan en conjunto a 1,500,000 de persona de una población total de 3,500,000.

En Puerto Rico se calcula en cerca de 400,000 las personas que no pueden acceder a los programas de salud públicos por ganar más de 10,000 dólares anuales y que a la vez no pueden pagar un seguro privado.

Más noticias

0 Comentarios