¿Por qué un niño llevaba dos almuerzos a la escuela?

Josette Durán y su pequeño hijo. Josette Durán y su pequeño hijo.

Josette Durán y su pequeño hijo. Facebook

El buen corazón de un niño y la voluntad de ayudar a sus semejantes no tienen precio, y así quedó demostrado con el caso de un pequeño escolar de Nuevo México, que con la ayuda de su madre le marcó la vida a uno de sus compañeritos de clase.

Josette Durán respondió a la petición de su hijo de prepararle dos almuerzos escolares para compartir con un niño que tan solo llevaba un vaso con fruta.

Esta amable mujer así lo estuvo haciendo durante dos meses sin tomar en cuenta lo que había detrás del niño necesitado, de acuerdo a Telemundo.

Pero un día fue citada en el colegio y se llevó la sorpresa de la triste historia que envolvía al menor que había estado ayudando en complicidad con su hijo.

Durán se encontró con la madre del menor, una mujer soltera y desempleada y que la estaba pasando muy mal.

Aun así, esta mujer quiso agradecerle de manera económica a Durán por los alimentos que le había dado a su hijo.

“Yo sé que no es mucho, pero sé que has estado alimentando a mi hijo y te lo quiero agradecer”, dijo la mujer.

Sin embargo, Durán rechazó el pago por principios y por la difícil situación por la que estaba atravesando la mujer. Estas mujeres solo se abrazaron.

Por su parte, el menor que recibió la ayuda alimenticia también se mostró agradecido con Durán.

“Usted tiene un hijo bueno y ahora él se ha convertido en mi mejor amigo”, le dijo el pequeño.

Para Durán, esta historia le recordaba a una situación similar que vivió en el pasado, cuando quedó desamparada y con un hijo por mantener.

“Hace algunos años mi hijo y yo nos quedamos sin nuestro hogar y tuvimos que vivir en mi auto”, confesó entre lágrimas en un video que se hizo viral en redes.

Esta conmovedora historia deja mucho qué aprender a los adultos, cuando normalmente son los niños los que deben aprender de sus mayores.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios