Celebración del Mes de la Herencia Hispana disipa el rigor carcelario

Internos de la prisión Florence, en Arizona, festejan el Mes de la Herencia Hispana. Internos de la prisión Florence, en Arizona, festejan el Mes de la Herencia Hispana.

Internos de la prisión Florence, en Arizona, festejan el Mes de la Herencia Hispana. EFE

Con el propósito de relajar el ambiente de rigor carcelario, internos de la prisión Florence, en Arizona, festejan por primera vez el Mes de la Herencia Hispana, que celebra en Estados Unidos la riqueza cultural y contribución de los inmigrantes latinos.

Aunque esta celebración se encuentra muy alejada de la música y el baile, sí se ha transformado en eventos y conferencias para dar a conocer a la población carcelaria información sobre el valor cultural que traen consigo los más de 50 millones de hispanos que viven en el país y sus ancestros, que llegaron al país procedentes de España y Latinoamérica.

Christian Sánchez, interno en Florence, un establecimiento penitenciario ubicado al sureste de Phoenix con capacidad para cerca de 4,000 reos, no quería dejar pasar la oportunidad de destacar ese legado aunque estuviera preso.

Por ese motivo, envió una carta a líderes comunitarios de Arizona en la que detallaba la importancia de crear eventos culturales polivalentes dentro de las prisiones.

"Formamos un comité multicultural con los fundamentos de la cárcel, para la mejora y el enriquecimiento de todos. Es nuestro propósito informar, educar y exponer la diversidad de culturas para que los individuos acepten y abracen la unidad de otros", señala Sánchez en la misiva.

Carmen Cornejo, presidenta de la junta directiva de Chicanos Por La Causa (CPLC), indicó a Efe que sintió una gran emoción al recibir la carta de Sánchez en la que la invitaba a ser parte de sus festejos.

"Me emocioné al ver que una persona encarcelada buscara un representante de la comunidad hispana para hablar con los reos", dijo Cornejo.

Su objetivo, dejar un "impacto positivo" en todos los presos para que así se den cuenta de que "pueden beneficiarse del mundo exterior", al que espera que regresen sin volver a delinquir y a participar de la vida en sociedad.

Claudia Franco Hijuelos, cónsul de México en Phoenix (Arizona), manifestó a Efe que los mexicanos, la mayor comunidad de inmigrantes latinos en Estados Unidos, deben de sentir un inmenso orgullo del legado de su cultura e identidad, pero al mismo tiempo deben comprometerse con la sociedad que los recibe.

"El mensaje que le doy a los prisioneros es que siempre conserven orgullo por su origen, así como que no dejen de pensar en sus familias", destacó la cónsul.

Los internos hispanos en Estados Unidos, que suman 58,960 en las prisiones federales, se han convertido en el grupo racial más amplio, superando a los afroamericanos, que son 56,509, de acuerdo con el más reciente informe de la Comisión de Sentencias Estadounidense (USSC, por sus sigla en inglés).

Los reos hispanos condenados a una pena mínima reflejan el 40,4 % de la población carcelaria en el año fiscal 2016, lo que representa un aumento, ya que en el año fiscal 2010 también ocuparon el primer lugar, pero con el 38.3%.

Estos datos muestran que la comunidad hispana es la más representativa en las prisiones, de ahí que fiestas como la del 5 de Mayo, que conmemora la batalla de 1862 en el estado de Puebla, donde los mexicanos derrotaron a las poderosas fuerzas francesas de Napoleón III, y ahora la del Mes de la Herencia Hispana, le dan un toque de color a la dureza de una vida entre rejas.

Del 15 de septiembre al 15 de octubre, cada año, se declara el Mes de la Herencia Hispana, pues en el lapso de esas fechas celebran su independencia México, Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Más noticias

0 Comentarios