Hijos de inmigrantes son más resistentes a las adversidades, revela estudio

En estudio probó que los niños de familias inmigrantes son más resistentes. En estudio probó que los niños de familias inmigrantes son más resistentes.

En estudio probó que los niños de familias inmigrantes son más resistentes. EFE

Los niños de familias inmigrantes sufren menos las experiencias adversas en la infancia (EAI), como el divorcio de los padres y situaciones de violencia, a pesar de crecer en condiciones más difíciles, según un estudio de la Universidad Johns Hopkins.

Las autoras del estudio, que fue publicado en la revista Pediatrics (Pediatría) de este mes, utilizaron datos de una encuesta telefónica nacional realizada en hogares con más de 12,612 niños hispanos, en su mayoría de familias inmigrantes (66%) y familias nativas de Estados Unidos.

El divorcio de los padres y las dificultades económicas fueron los problemas predominantes para ambos grupos, con un índice de prevalencia del 11,9 % y 32,1 % para los niños de familias inmigrantes, y del 25,5 % y 29,9 % para los hijos de familias nativas.

Según la doctora Lisa DeCamp, profesora de pediatría de la universidad y una de las autoras, los resultados ofrecen una nueva perspectiva sobre una posible mayor resistencia infantil entre las familias inmigrantes.

Ello fue atribuido en parte al apoyo de redes comunitarias robustas y "una fuerte conciencia de su identidad cultural", y a factores familiares y comunitarios que ayudan a los niños a "amortiguar los efectos" de las experiencias adversas.

La profesora subrayó en un comunicado que en la actualidad los niños hispanos constituyen una cuarta parte del total de menores estadounidenses. Los pronósticos indican que los hispanos serán el grupo étnico más numeroso del país dentro de 25 a 30 años.

"Es de vital importancia prever e identificar los probables traumas y factores de protección específicos de esta población", agregó DeCamp, para quien los niños de familias inmigrantes "provienen a menudo de circunstancias difíciles".

Otro factor que influye en la falta de profundidad en la información sobre los hispanos es que los encuestadores no los incluyen a menudo en grandes estudios nacionales, y cuando lo hacen no preguntan sobre su estatus migratorio, "una información básica que puede ayudar" a comprender mejor la situación de los niños.

Los siguientes pasos para comprender mejor las EAI de los niños hispanos de las familias inmigrantes, indica Caballero, son determinar cuáles, si los hay, son los factores de resiliencia que existen.

También serviría saber qué traumas pueden estar ocultos o ser específicos de esta población para poder guiar mejor las políticas e invertir en recursos que sustenten esos factores y ayuden a tratar dichos traumas.

Más noticias

0 Comentarios