Los uruguayos, con el mate en una mano y la papeleta electoral en la otra

El olor a yerba mate sobrevolaba los centros electorales este domingo, cuando los uruguayos eligen presidente y parlamento con esta infusión en una mano y un termo bajo el brazo, en un rito que comparten simpatizantes de todos las partidos, candidatos y periodistas.

El olor a yerba mate sobrevolaba los centros electorales este domingo, cuando los uruguayos eligen presidente y parlamento con esta infusión en una mano y un termo bajo el brazo, en un rito que comparten simpatizantes de todos las partidos, candidatos y periodistas.Los jubilados fueron los primeros en llegar a las mesas electorales en una fresca mañana de primavera, para elegir presidente, parlamento y pronunciarse sobre dos plebiscitos: uno que anularía la Ley de Caducidad que evitó enjuiciar violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, y otro para instalar el voto por correspondencia."Me levanté a las cinco, me tomé el mate y me aburría, así que me vine", dijo Juan Ebbero, un campesino de 86 años, en el circuito donde votó el candidato de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio (FA), José "Pepe" Mujica, a quien las encuestas dan como favorito."Yo me vine tan temprano que ni apronté el mate", gritó a lo lejos otro jubilado, ávido por participar. Era uno de los pocos que había acudido "desarmado" a este recinto estrecho y modesto en el oeste de Montevideo, cercano a la granja de Mujica y donde se agolpaba un centenar de periodistas y simpatizantes del FA.El denominador común era el mate, una infusión que se bebe en una calabaza y en la que continuamente se vierte agua caliente de un termo.Algunos fotógrafos lograban manipular con destreza la cámara y el termo, mientras los entusiastas militantes del FA conseguían blandir banderas, "cebar" un mate y lanzar vítores de "Vamos Pepe", todo a un tiempo.Los sondeos conceden las mejores posibilidades a Mujica y al aspirante del Partido Nacional (centroderecha), el ex presidente Luis Lacalle, aunque no descartan que el candidato de la izquierda gane en la primera vuelta."íYo voto por Pedro y lo digo!", dijo Ebbero, simpatizante del tercero en liza, Pedro Bordaberry, hijo del ex dictador Juan Bordaberry (1973-1976) y candidato del Partido Colorado (centroderecha). "En la segunda vuelta, tiraré una moneda al aire".Ahora, "bizcochos y mate", dijo el presidente Tabaré Vázquez después de votar, para alentar a los electores a esperar pacientemente los resultados.En el mismo tono sedante, Mujica pidió calma a los ciudadanos: "Mañana el país continúa y estamos todos en el mismo barco"."Me identifico mucho con la manera de hablar de él, le habla al pueblo, yo lo entiendo", dijo María Morales (45 años), quien trabaja como mucama en un hotel. Durante la dictadura "él luchó porque tengamos lo que tenemos hoy", agregó, en referencia al pasado guerrillero de Mujica, mientras... se cebaba un mate.En otro centro electoral, Raquel Rodríguez, una votante del Partido Colorado de 82 años, no veía ese capítulo de la vida de El Pepe con la misma simpatía: "espero que no gane, porque yo no voto por sediciosos, ladrones y asesinos".El mate, infusión típica de los países del Cono Sur, legado de los indios guaraníes, tiene en Uruguay un enorme arraigo en todos los niveles sociales, desde el peón rural hasta el presidente: según una encuesta de 2005 de la consultora Factum, 85% de los 3,24 millones de habitantes consumen mate.

Más noticias

0 Comentarios