Se venden los últimos objetos de Saint Laurent 18 meses después de su muerte

Casi 18 meses después de la muerte de Yves Saint Laurent, más de 1.000 objetos pertenecientes a Château Gabriel, la casa en Normandía (norte) del modista y de su pareja Pierre Bergé, empezaron a rematarse este martes en París, hasta el viernes.

Casi 18 meses después de la muerte de Yves Saint Laurent, más de 1.000 objetos pertenecientes a Château Gabriel, la casa en Normandía (norte) del modista y de su pareja Pierre Bergé, empezaron a rematarse este martes en París, hasta el viernes.La subasta de los 1.200 objetos, entre los que destacan muebles neogóticos, esculturas y porcelanas chinas que adornaban Château Gabriel, se desarrolla hasta el viernes en el teatro Marigny, bajo la mirada vigilante del famoso perro de Saint Laurent, el pequeño Moujik, que lo acompañaba a todas partes.Este remate organizado por la casa Christie's --que comparte con Sotheby's el 90% del mercado mundial del arte-- no tiene el alcance de la primera subasta de la colección de arte, calificada como la "venta del siglo", que totalizó en febrero 484,5 millones de dólares (373,5 millones de euros).Pero tiene el atractivo para los coleccionistas de que se trata de objetos mucho más personales que los de la venta pasada. "Objetos que reflejan el universo" que rodeaba a Saint Laurent y a Bergé, un empresario de 78 años, en su casa de fin de semana, resalta Christie's.Pero el martes por la mañana, en el comienzo del remate, que se prevé recaudará entre 3 a 4 millones de euros (4,5 millones de dólares a 6 millones de dólares), había poco entusiasmo en las pujas.Un lustro holandés que colgaba en Château Gabriel fue vendido en 30.000 euros (54.000 dólares), cuando se prevía que alcanzaría el doble.Y una fuente china del siglo XVI fue rematado en 30.000 euros, cuando estaba estimada en hasta 60.000 euros (80.000 dólares)."Me gustaría tener algo que perteneció a ellos en mi casa", dijo una italiana jubilada, Giuliana Giovannelli, que quería algo para su apartamento parisino. "Pero nada demasiado caro", agregó.Pero luego, los compradores parecieron agarrar más ánimo, estimulados seguramente por la magia del nombre y la imagen de Saint Laurent, que provocó que una serie de objetos se vendieron bastante por encima de las previsiones.Por ejemplo, un sofá Napoleón III se vendió en casi 30.000 euros, tras previsiones de entre 2.000 a 3.000 euros."Estoy contento", dijo a la AFP Bergé. "Muy contento, porque todo lo recaudado en esta venta va a ser utilizado en la investigación y la campaña para combatir el sida", dijo el empresario.Entre las obras de arte que adornaban Château Gabriel, y que serán rematadas el viernes, el último día de la subasta, figura una acuarela del pintor francés Fernand Leger.Este hermoso cuadro, titulado "Les travailleurs au repos" (1950), está estimado en 80.000 a 120.000 euros, pero podría venderse en mucho más, prevé Christie's, que dice que la acuarela es "la estrella" de esta subasta.Bergé retiró a último momento de la venta el último coche de Saint Laurent, un Mercedes Benz negro S 350 L, modelo 2007, que estaba estimado entre 30.000 y 50.000 euros.

Más noticias

0 Comentarios