En tela de juicio centros de detención de ICE

Un hombre permaneció por dos meses consecutivos dentro de una de sus celdas sin ser procesado

Son varias las quejas en contra de los centros de detención de I.C.E. para personas que serán posteriormente deportadas. Tal es el caso de Abelardo Chávez, quien formalmente denunció haber permanecido en una de las celdas del centro conocido como B-18, que procesa a los detenidos por inmigración en la zona de Los Ángeles, por un periodo dos mese sin tener oportunidad a ver el sol, bañarse o cambiarse de ropa.Tras este suceso las indicaciones, para cualquier medio de comunicación que logre acceder al lugar, son claras: nada de tomar rostros de personas en proceso o de agentes, y nada de hablar algo específico sobre la demanda de Chávez en contra de este centro.Cada que reciben a un grupo de detenidos proceden a registrarlos y tomarles la huellas para luego ponerlos en la celda y recibir al siguiente grupo. Regularmente se estima que un promedio de 125 personas son procesadas diariamente a través de este lugar.Al ser cuestionado sobre la estancia de los detenidos en este centro, la respuesta de Bob Naranjo, portavoz de I.C.E., deja entrever que las cosas han cambiado mucho.“Varia pero no pasan más de doce horas”, asegura.En el caso de Abelardo Chávez, sus abogados reclaman que pasó 2 meses completos en una de las celdas del centro porque ni era deportado ni veía a un juez, simplemente permaneció en el limbo de la B-18. El de Abelardo es sólo uno de las varias quejas que se han presentado contra los procedimientos de este tipo de centros.

Más noticias

0 Comentarios