Las tasas de cáncer continúan disminuyendo

El Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer, 1975–2006, indica que las tasas del cáncer en general continúan disminuyendo.

Las tasas de cáncer continúan disminuyendo Las tasas de cáncer continúan disminuyendo

Las tasas de cáncer continúan disminuyendo

Según un nuevo informe del centro para el control y prevención de enfermedades de EEUU, las tasas de enfermedad y muertes por cáncer han disminuido en el período más reciente, en los hombres y mujeres en general y en la mayoría de las razas y grupos étnicos en los Estados Unidos.

La tasa de incidencia general de cáncer y la tasa de mortalidad han disminuido en su mayoría debido a que las tasas de los 3 cánceres más frecuentes en hombres, cánceres de pulmón, próstata y colorrectal, y de 2 de los 3 cánceres principales en mujeres, cánceres de mama y colorrectal, han declinado.

La tasa de incidencia de todos los tipos de cáncer combinados en los Estados Unidos ha disminuido, en promedio, cerca de 1% anualmente, entre 1999 y el 2006. La tasa de mortalidad disminuyó 1.6% anualmente entre el 2001 y 2006.

La continúa disminución en las tasas de mortalidad de todos los cánceres combinados refleja posiblemente el impacto que tiene el aumento en las pruebas de detección, la reducción de los factores de riesgo y la disponibilidad de mejores tratamientos.

Las diferencias en las tasas de mortalidad según raza o grupo étnico, sexo y localización del cáncer parecen indicar diferencias en las conductas de riesgo, el nivel socioeconómico y el acceso y uso de las pruebas de detección, los tratamientos y otros servicios de atención médica.

El número de nuevos casos de cáncer se puede reducir y muchas muertes causadas por el cáncer se pueden prevenir. Los estudios de investigación indican que las pruebas recomendadas de detección de los cánceres de cuello uterino y colorrectal ayudan a prevenir estas enfermedades, al identificar lesiones precancerosas de tal manera que puedan ser tratadas antes de que avancen a cáncer. Además, las pruebas de detección de los cánceres de cuello uterino, colorrectal y de mama pueden ayudar a detectar estas enfermedades en etapas tempranas, cuando con frecuencia tienen mucha más posibilidades de tratamiento.

El riesgo de una persona de contraer cáncer se puede reducir al recibir atención médica rutinaria, evitar consumir tabaco, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, evitar la exposición extrema a los rayos ultravioletas del sol y de las camas solares, comer una dieta alimenticia rica en frutas y verduras, mantener un peso saludable y estar físicamente activa.

Las vacunas también ayudan a reducir el riesgo de contraer cáncer. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ayuda a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino y algunos cánceres de la vagina y la vulva; la vacuna contra la hepatitis B ayuda a reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado. La incidencia de cáncer y las muertes por esta enfermedad se puede reducir si se logra que las pruebas de detección del cáncer y el acceso a la información y a los servicios de remisión del cáncer estén a disposición y al alcance de todos los estadounidenses.

Más noticias

0 Comentarios