La tasa de nacimientos prematuros cae 3%

Menor cantidad de bebés enfrenta riesgos a la salud asociados con nacimientos prematuros.

La tasa de nacimientos prematuros cae 3% La tasa de nacimientos prematuros cae 3%

La tasa de nacimientos prematuros cae 3%

La tasa de nacimientos prematuros del país cayó por segundo año consecutivo.

Una nueva estadística a nivel nacional muestra una caída de 3%  en la tasa de nacimientos prematuros, según un informe divulgado este miércoles por el National Center for Health Statistics (Centro Nacional de Estadísticas de Salud).

Los directivos de March of Dimes dicen que se ven estimulados y esperan que la disminución sea una nueva tendencia en salud infantil. La información se basa en 99.9% de nacimientos en los EEUU y la mejora debe ser confirmada en los datos finales.

"Estamos empezando a ver los beneficios de años de trabajo duro de parte de March of Dimes y sus socios. Esta caída, si bien pequeña, es alentadora", dijo la Dra. Jennifer L.

Howse, Presidenta de March of Dimes. "Significa que unos 14,000 bebés no tuvieron que sufrir los riesgos a la salud asociados con el nacimiento prematuro. Esperamos que esto sea sólo el comienzo de lo que es posible, y que los esfuerzos como la reforma de salud y nuestros programas para hacer que las mujeres y sus médicos sean conscientes de las cosas que pueden hacer para disminuir el riesgo de un nacimiento prematuro, continúen dando fruto en los próximos años".

La tasa de nacimientos prematuros cayó 12.3%, según el informe "Nacimientos:

información preliminar para 2008", que el National Center for Health Statistics divulgó hoy. Esto es un descenso de la tasa preliminar de 2007, que ascendía a 12.7%. Las caídas siguen a un aumento de más de 20% en la tasa de nacimientos prematuros registrada entre 1990 y 2006.

Los nacimientos prematuros son un problema grave y costoso, dice March of Dimes.

Incluso con la caída en la tasa de nacimientos prematuros, más de medio millón de bebés nace antes de tiempo en los Estados Unidos, cada año, lo que cuesta al país más de $26,000 millones al año. Los bebés que sobreviven un nacimiento prematuro suelen enfrentar problemas de salud durante toda la vida, incluidos parálisis cerebral, ceguera, pérdida de la audición, trastornos de aprendizaje y otras enfermedades crónicas. Incluso los bebés "prematuros tardíos" -- entre las 34 y 36 semanas de gestación -- corren mayor riesgo de volver a ser internados, problemas respiratorios, dificultades de alimentación, inestabilidad térmica (hipotermia), ictericia, retraso mental y problemas de aprendizaje.

March of Dimes dice que 79% de la disminución en la tasa de nacimientos prematuros ocurrió entre los bebés prematuros tardíos.

Existen estrategias conocidas que pueden hacer disminuir el riesgo de un nacimiento prematuro, tales como programas para dejar de fumar, tratamientos con progesterona para mujeres con antecedentes de nacimientos prematuros, evitar embarazos múltiples como resultado de tratamientos de fertilidad y evitar cesáreas innecesarias e inducciones antes de las 39 semanas.

Más noticias

0 Comentarios