Los talibanes desarrollan en Pakistán un modo operativo a la iraquí

Mediante ataques suicidas, coches bomba y tácticas de guerrilla, los talibanes están sumiendo a Pakistán en una espiral más mortífera que el conflicto en Afganistán, en un modo operativo "a la iraquí", según los expertos.

Mediante ataques suicidas, coches bomba y tácticas de guerrilla, los talibanes están sumiendo a Pakistán en una espiral más mortífera que el conflicto en Afganistán, en un modo operativo "a la iraquí", según los expertos.Tan sólo en octubre, más de 320 personas, de las cuales 170 eran civiles, murieron en atentados cometidos en mercados de Peshawar, la gran ciudad del noroeste, según balances de fuentes policiales y médicas.En el vecino Afganistán, adonde el presidente estadounidense, Barack Obama, debe decidir si envía o no refuerzos, los ataques han sido más frecuentes, pero el número de víctimas fatales fue inferior (132)."El peligro en mucho más importante (en Pakistán). Es un país más grande, más avanzado tecnológicamente, con el arma nuclear" destacó Rahimullá Yusufzai, experto de las cuestiones tribales."Los últimos tres o cuatro atentados en mercados correspondían a una estrategia utilizada en Irak", agregó.Desde el viernes, unas 30 personas han muerto en tres atentados suicidas en el noroeste del país.El Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP) reivindicó dos de ellos.Los talibanes aliados de Al Qaeda habían prometido intensificar sus ataques en las ciudades, para replicar a la ofensiva terrestre lanzada hace cuatro semanas por el ejército contra su bastión en la zona tribal de Waziristán del Sur (noroeste).El portavoz del TTP, Azam Tariq, se refirió a una operación de "guerrilla" en las montañas de Waziristán y ataques a ciudades destinados a probar que los islamistas podían "continuar luchando durante años".Simbólicamente, uno de los dos atentados suicida del viernes destruyó las oficinas de los temidos servicios de inteligencia en Peshawar."Podemos esperar una estrategia de guerrilla", explicó Mutahir Sheij, director de relaciones internacionales en la universidad de Karachi.Los combatientes islamistas también pueden contar en su bastión con el apoyo de la población local, encolerizada por los frecuentes ataques de los aviones sin piloto de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA) -así como del ejército estadounidense desplegado en Afganistán- en las zonas tribales paquistaníes fronterizas en Afganistán.Desde 2008, unos 70 ataques de aviones no tripulados estadounidenses han dejado casi 600 muertos en el noroeste de Pakistán.A mediados de 2007, el TTP, aliado de Al Qaeda, lanzó al igual que Osama bin Laden la guerra santa ('yihad') contra las autoridades paquistaníes, acusándolas de haberse aliado con Estados Unidos en su "guerra contra el terrorismo".No obstante, esos atentados que causan matanzas de civiles en los mercados locales podría "tener un precio", según los expertos."Ninguna guerrilla puede sobrevivir sin apoyo local" insistió Yusufzai.Ya se han registrado deserciones en la filas de la tribu de los Mehsud, de la cual provienen los principales jefes del TTP y buena parte de sus tropas."Es posible que haya jefes tribales que ayudaron a los talibanes, pero ahora nosotros, las tribus Mehsud, no estamos de su lado", afirmó un miembro de esta tribu, Haji Jan Mohamed Mehsud.

Más noticias

0 Comentarios