¿Qué sucedería si pierdo mi empleo?

Los estadounidenses a menudo subestiman el valor de tener un empleo que pueda cubrir sus necesidades e ignoran cómo subsistirían si no pudieran seguir trabajando. LIFE insta a los estadounidenses a proteger sus salarios con seguros de incapacidad.

Los planes para el futuro de la mayoría de las personas -- ya sea comprar una casa, pagar la educación universitaria de sus hijos o ahorrar para el retiro --  se basan en la suposición de que podrán continuar trabajando y generando ingresos hasta que se retiren.

Sin embargo, demasiados estadounidenses continúan ignorando el verdadero valor de sus ingresos.

Según una nueva encuesta realizada por la Fundación LIFE, una organización sin fines de lucro, uno de cada seis estadounidenses (sólo el 16%) considera que su salario es su bien más preciado. Muchos no tienen en cuenta qué les sucedería a ellos y a sus familias en caso de sufrir una lesión o enfermedad que les impidiera trabajar.

La realidad indica que sufrir una incapacidad puede tener consecuencias financieras de gran alcance.

Un trabajador de 25 años que gana $50,000 al año podría perder $3.8 millones en ganancias futuras en caso de sufrir una incapacidad permanente que le impidiera continuar trabajando y generar ingresos.

No obstante, menos de un tercio de los trabajadores en el sector privado cuenta con cobertura por incapacidad a largo plazo a través de su empleo, según el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

"La mayoría de las personas no comprende que tienen tres posibilidades entre diez de sufrir una enfermedad o lesión que derive en una incapacidad que los aleje del trabajo por tres meses o más", señaló Marvin H. Feldman, asegurador de vida certificado, consultor financiero certificado, consultor financiero matriculado, presidente y jefe ejecutivo de la Fundación LIFE.

"El seguro de incapacidad garantiza que no existan dificultades financieras posteriores a los daños físicos y emocionales asociados  con la incapacidad. Es el seguro para su salario. Si lo pensamos, el bien más preciado no es el hogar, el automóvil o las alhajas, sino lo que le permite comprar esas cosas -- su salario", afirma Feldman.

Una buena regla práctica es saber que si su trabajo es su medio de vida, necesita un seguro de incapacidad. Para los millones de estadounidenses que no cuentan con esta importante cobertura o consideran que necesitan ampliarla, LIFE ofrece los siguientes consejos para adquirir un seguro de incapacidad:

Calcule los costos reales de la incapacidad. El seguro de incapacidad puede reemplazar una parte sustancial de sus ingresos en caso de enfermedad o lesión que le impida trabajar y generar ingresos.  Para determinar la cantidad de seguro de incapacidad que podría necesitar, visite a la Calculadora Para Determinar las Necesidades de Seguro de Incapacidad de la Fundación LIFE, una organización sin fines de lucro ingresando aquí.

Comprenda las opciones para obtener un seguro de incapacidad. Muchas personas pueden acceder a las opciones de seguro de incapacidad a través de sus empleadores. Muchos empleadores ofrecen un seguro de incapacidad grupal a corto o largo plazo, sin costo para el empleado o mediante contribuciones voluntarias con las cuales el empleado paga los costos de la cobertura. Además, muchas asociaciones profesionales ofrecen a sus miembros la oportunidad de adquirir un seguro de incapacidad mediante un plan grupal. Usted también tiene la posibilidad de adquirir una póliza de seguros de incapacidad individual a través de un profesional de seguros calificado. No importa el camino que escoja, es importante que descubra qué tipo de coberturas se ofrecen, el monto del beneficio y si para usted tiene sentido una cobertura suplementaria.

Comprenda la importancia de su edad y estado de salud. Si usted es mayor o tiene problemas de salud, resulta más fácil y asequible calificar para un seguro de incapacidad grupal suministrado por el empleador en comparación con las pólizas individuales,  las cuales contienen criterios de suscripción que suelen ser más exigentes.

Considere su carrera y objetivos. La cobertura grupal suministrada por el empleador o una asociación puede ser un beneficio valioso, pero la póliza no le servirá en caso de que cambie de compañía, decida retirarse o cambie de profesión. La cobertura individual lo sigue adónde vaya.

Lea la letra pequeña --  sepa qué cubre su plan. Es bueno conocer los detalles de la cobertura de su plan. Asegúrese de consultar sobre los factores que dan comienzo a la cobertura (por ejemplo, la incapacidad de realizar su trabajo específico o cualquier trabajo), el período que deberá esperar para recibir los beneficios de su póliza, si existe un tope de pago mensual, y el plazo de duración de los beneficios.

Para más información sobre seguros por incapacidad en inglés, ingrese aquí.

Más noticias

0 Comentarios