¿Los que sobran?

Debido al éxito que Happ ha tenido este año (7-2 con 2.97 de promedio de carreras permitidas), parecería que tiene asegurado un puesto en la rotación. Pero dos factores pesan en contra.

Con la adición de Cliff Lee a la rotación de Filadelfia, el tiempo que le queda a Rodrigo López está llegando a su fin. Es poco probable que abra de nuevo (salvo en caso de lesión), y de momento, no parece que lo necesitan en el fogón, por lo que es probable que lo muevan. Sostuve en un post anterior que el traspaso sería probablemente por un receptor de Triple A. El traspaso no ocurrió antes de la fecha límite, pero eso no elimina la posibilidad de que ocurra.

El 31 de julio fue la fecha límite de traspaso sin renuncias. Los jugadores aún pueden ser traspasados. De hecho, los Phillies han hecho varios traspasos después de la fecha límite en el pasado sin que haya tenido impacto alguno. El año pasado, Matt Stairs y Scott Eyre fueron añadidos y así también fue forma en que los Phillies adquirieron a Jamie Moyer en 2006.

La única diferencia es que después de la fecha límite sin exención el jugador primero debe "eximirse" antes de que pueda ser traspasado. Es poco probable que jugadores estrellas, del calibre de Roy Halladay, Cliff Lee, Jake Peavey, etc, vayan a eximirse sin ser reclamados por otro equipo, pero el paso de alguien como Rodrigo López no  va a despertar demasiada actividad. E incluso si lo hace, un reclamo a su exención de un jugador tampoco elimina la posibilidad de su traspaso. El reclamo de un jugador que se ha eximido exige que el equipo original (1) elabore un acuerdo con el equipo que ha hecho el reclamo, (2) recupere al jugador, o (3) el equipo pierda al jugador al equipo que ha hecho el reclamo sin sin obtener nada a cambio.

Dado que los Phillies no están tratando de vender a al ex ganador del Cy Young a escondidas través de exenciones, es muy probable que van a ser capaces de traspasar a López. Y ya que sospecho que el traspaso sería por un receptor de Triple A, es posible que ni siquiera sea necesario que el otro equipo necesite eximir a su jugador.

Si estoy en lo correcto eso se ocuparía de una de las siete posibles lanzadores abridores de los Phillies, pero ellos sólo necesitan cinco, así que ¿quién es el otro que sobra?

La parte de arriba de la rotación estaría establecida con Cole Hamels, Lee, y Joe Blanton. Las tres personas sujetas a todas las especulaciones son JA Happ, Jamie Moyer, y Pedro Martínez. Pedro ha dicho que una vez que esté listo, y claramente piensa que está casi listo dado su rendimiento en la segunda prueba de rehabilitación el viernes.

Debido al  éxito que Happ ha tenido este año (7-2 con 2.97 de promedio de carreras permitidas), parecería que tiene asegurado un puesto en la rotación. Pero dos factores pesan en contra. En primer lugar, a diferencia de Moyer y Martínez, Happ tiene experiencia en el fogón, habiendo empezado allí la temporada con éxito (2-0, 2.49 en 12 juegos). Ni Martínez ni Moyer tiene una amplia experiencia en las tareas de relevista.

En segundo lugar, Moyer ha logrado darle la vuelta a su temporada. Hace un mes, habría parecido completamente absurdo sugerir que se mantenga a Moyer en la rotación y mandar a Happ al fogón. En julio, sin embargo, Moyer puso números sólidos (4-1 con un 3.30).

Por supuesto, no ocurrirá nada hasta que Pedro está listo. Sus comentarios dejan claro que él cree que está listo y que, después de esta temporada de 15 días en la lista de lesionados, debería ser activado para las Ligas Mayores. Es posible, sin embargo, que el gerente general Rubén Amaro, Jr. no esté de acuerdo y lo mantenga más tiempo en la Triple A.

Por lo tanto, hay una muy buena probabilidad de que Happ pase al fogón cuando Pedro esté listo para sumarse a la rotación. Si bien Moyer o Martínez tengan problemas, Happ siempre podría regresar a la rotación, habiendo hecho ya la transición sin problemas una vez esta temporada.

A mediados de agosto, probablemente estemos viendo la rotación de los Phillies con Hamels, Lee, Blanton, Moyer, y Martínez. Y es la primera vez que recuerde que un equipo se encuentre en la situación de tener que sacar de la rotación a un candidato a Novato del Año (Happ), a pesar de que ha hecho un gran trabajo como abridor.

JA Happ sería el hombre que sobra.

Más noticias

0 Comentarios