Tras salvarse en 2009, el sector automotor europeo entra en un año duro

Los grandes mercados automotores europeos, salvados de la debacle el año pasado por las primas al desguace, se preparan para sufrir en 2010 una caída progresiva de las ventas a raíz del final de estos dispositivos públicos.

Los grandes mercados automotores europeos, salvados de la debacle el año pasado por las primas al desguace, se preparan para sufrir en 2010 una caída progresiva de las ventas a raíz del final de estos dispositivos públicos.Esas ayudas, otorgadas a cambio de entregar un vehículo viejo como parte del pago de uno nuevo, permitieron una recuperación espectacular de las ventas, de las que dependen cientos de miles de empleos a lo largo de Europa.En Alemania, primer mercado automotor europeo, el año 2009 mostró un aumento de 23% con respecto al año anterior, con 3,8 millones de autos vendidos, un nivel que no se veía desde 1992, según cifras difundidas el martes.Idéntica situación se produjo en Francia, que tuvo un récord de ventas desde 1990, con 2,3 millones de vehículos nuevos matriculados, es decir un alza de 10,7% con respecto a 2008.En otros mercados importantes, como el italiano y el español, las cifras no fueron para celebrar, pero la prima al desguace permitió evitar un descalabro mayor.En Italia, las ventas cayeron en forma mínima (-0,17%), con 2,158 millones de vehículos nuevos vendidos.En España, la caída en 2009 fue más dura, del 17,9%, con menos de un millón de autos nuevos vendidos (952.772 unidades).Si la prima al desguace fue aplicada en forma tardía en el mercado español, "permitió salvar un ejercicio muy malo", según la Asociación Nacional de Fabricantes Automotores (Anfac).Las cifras del mes de diciembre son reveladoras en cuanto a la importancia de esas primas: mientras en Alemania -donde ese dispositivo llegó a su fin- las ventas retrocedieron, en Francia alcanzaron un récord (+48,6% interanual), antes de la reducción del monto de la ayuda a partir del 1 de enero.En España, el mercado registró en diciembre su cuarto mes consecutivo de incremento, con un acumulando en el último trimestre del 29%."Estas medidas han verdaderamente falseado el mercado", estimó de su lado el analista Carlos da Silva, de IHS Global Insight, explicando que a esta prima al desguace clásica se han sumado otras ayudas, como el bono ecológico para autos que contaminan menos propuesto en Francia.Por su parte, los constructores ya anunciaron que iban a continuar otorgando descuentos a los compradores para atenuar los efectos del cese de las medidas estatales, que en algunos casos es definitivo (Alemania) y en otros progresivo (Francia y España).En ese sentido, el constructor francés Renault anunció el pasado lunes que iba a otorgar 300 euros de compensación hasta fines de febrero. Su compatriota Citroen propuso 700 euros para los vehículos de más de 10 años y 1.500 euros para aquellos de entre 8 y 10 años.En Italia, Fiat mantuvo sus ofertas de financiamiento a tasa cero -tal como hizo Opel en Alemania- y revisó al alza el monto que otorga por un vehículo viejo a cambio de la compra de uno nuevo."Se corre el riesgo de asistir a partir de ahora a una guerra de precios entre las diferentes marcas", afirmó el experto Bertrand Rakoto, del gabinete RL Polk.

Más noticias

0 Comentarios