Los rumanos eligen presidente el domingo, antes de una Navidad de recesión

Los rumanos eligen el domingo su presidente por un mandato de cinco años, con la esperanza de salir del bloqueo político que paraliza desde hace dos meses el país, enfrentado a una de las peores recesiones de la Unión Europea (UE).

Los rumanos eligen el domingo su presidente por un mandato de cinco años, con la esperanza de salir del bloqueo político que paraliza desde hace dos meses el país, enfrentado a una de las peores recesiones de la Unión Europea (UE).Tres semanas antes de una Navidad en la que la mitad de los ciudadanos no pondrá árbol para ahorrar, según un sondeo del instituto Mednet, los rumanos deben optar entre el presidente saliente, el centro-derechista Traian Basescu, y el ex diplomático socialdemócrata Mircea Geoana.Pese a que ambos tuvieron un resultado muy próximo en la primera vuelta (32,44% de los votos para Basescu y 31,15% para su rival), Geoana es considerado favorito, puesto que estableció una alianza con los liberales, tercera fuerza política del país, y con el partido de la minoría húngara (UDMR).Una encuesta publicada esta semana por el Instituto Insomar prevé para él una victoria con el 54% de los votos.No obstante, "no puede decirse que la suerte esté echada", matiza el analista político Cristian Parvulescu, que señala la reticencia de no pocos ciudadanos a declarar sus intenciones a los encuestadores.Como quiera que sea, la tarea del próximo jefe de Estado será difícil. Después de una época de euforia, con tasas de crecimiento del 5% y hasta el 8% a mediados de los años 2000, Rumanía se despierta ahora con resaca, ante una economía que registró una recesión del 7,4% en los nueve primeros meses de 2009.Al mismo tiempo, el desempleo se agravó, llegando al 7,1%, pese a que la válvula de escape de la emigración sigue funcionando (2,5 millones de rumanos viven en el extranjero).Rumanía evitó hundirse gracias a un préstamo de 20.000 millones de euros otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Mundial (BM).Pero este recurso de urgencia podria faltar a la cita, dado que el FMI y la UE suspendieron en noviembre una tercera entrega de fondos, en espera de la formación de un nuevo Gobierno.La razón de esa suspensión es que, desde la caída el 1 de octubre de la coalición formada por el Partido Socialdemócrata (PSD) de Geoana y el Partido Demócrata Liberal (PDL) de Basescu, Rumanía es gobernada por un ejecutivo interino.Si fuera elegido, Geoana promete un gobierno antes de Navidad, dirigido por un miembro de la minoría germanohablante, Klaus Iohannis, y apoyado por la mayoría del Parlamento gracias a la alianza del PSD con los liberales y con pequeños partidos. Geoana afirma que mantendrá el nivel del empleo y de los salarios.Basescu, por su parte, afirma que PDL logrará encontrar aliados para formar gobierno, que pondrá fin a los privilegios de los políticos y disminuirá el gasto público.Ninguno de los candidatos avanzó cifras para su programa, cuando se espera que el déficit público alcance 7,3% del Producto Interno Bruto (PIB).Unos analistas temen que prosigan los estériles enfrentamientos entre políticos si Basescu es elegido, en tanto otros ponen en duda la capaciad de Geoana de controlar a ciertos miembros del PSD acusados de corrupción.Después de una campaña dura en la que se lanzaron todo tipo de acusaciones, "la razón no tendrá derecho de voto el domingo", estima el editorialista del diario Gândul, Cristian Tudor Popescu, argumentando que "la mayoría eligirá con un criterio básico: 'no soporto a Basescu' o 'me es imposible votar por Geoana'".Numerosos rumanos lamentan no poder votar por un candidato por convicción, teniendo que optar por impedir que sea elegido "el peor de los dos".

Más noticias

0 Comentarios