"El ángel rubio de la muerte" enfrenta justicia argentina

Se inicia un proceso judicial contra Alfredo Astiz, conocido por los argentinos como “El ángel rubio de la muerte”.

Está previsto que este jueves 19 de noviembre se inicie en Buenos Aires un proceso judicial largamente esperado contra Alfredo Astiz, conocido por los argentinos como “El ángel rubio de la muerte”, al ser el responsable de miles de desapariciones forzadas durante la dictadura militar en ese país. Astiz ya fue condenado en Francia por la desaparición de 2 religiosas francesas.

Inmensos barracones en pleno corazón de Buenos Aires. Lo que sucedió detrás de estos muros durante la dictadura militar argentina es indecible. Escenas de tortura, de humillación.

“Teníamos los ojos vendados, las manos esposadas y los pies atados con cadenas, todo el sistema se hizo para despersonalizar a los prisioneros, transformándolos en cosas sin identidad y al carecer de identidad nuestros torturadores podían hacer lo que querían”, dice Lila, una militante opositora al régimen de la época que permaneció detenida 18 meses en este lugar.Entre los oficiales se encontraba Alfredo Astiz, un hombre presumido que hoy tiene 58 años y que los argentinos conocen como “El Ángel de la Muerte”.

Entre 1976 y 1983, en los sótanos oscuros de los edificios militares, Astiz y una docena de otros funcionarios organizaban el secuestro y tortura de unos 500 opositores. Sólo un centenar de ellos logró sobrevivir o escapar. Los demás nunca fueron encontrados.

Actualmente la ex escuela de la marina ha sido oficialmente declarada sitio de la memoria por la UNESCO. El proceso de Alfredo Astiz, ya condenado en Francia por la muerte de 2 monjas francesas, es una gran victoria para las familias de las víctimas luego de años de lucha.

“En Argentina hay impunidad. Son muy pocos los militares que fueron condenados, y solamente los de los cargos más altos, pero no los subordinados que realizaban las ejecuciones. No estoy diciendo que nuestra democracia sea débil, lo que se necesita es que la justicia actúe más rápido”, agrega Lila.

Una justicia que ha hecho todo para capturar al ángel rubio de la muerte. Pero que no puede hacer olvidar que de las 1000 personas acusadas de crímenes durante la dictadura, solo 53 han sido condenadas hasta ahora por los tribunales argentinos.

Más noticias

0 Comentarios