La recesión terminó en la UE, pero Europa del Este sigue luchando

La Unión Europea salió de forma oficial de la recesión, pero varios de sus miembros de Europa del Este aún luchan para volver al crecimiento tras haber registrado caídas brutales en su PIB.

La Unión Europea salió de forma oficial de la recesión, pero varios de sus miembros de Europa del Este aún luchan para volver al crecimiento tras haber registrado caídas brutales en su PIB."En materia de crecimiento, Europa del Este va a quedar detrás del resto del mundo", estimó el economista en jefe del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, Erik Berglöf, en una entrevista publicada esta semana por el diario austríaco Der Standard.La peor recesión experimentada por Europa desde la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin con un crecimiento en el tercer trimestre de 0,4% del PIB en la Eurozona, tras cinco trimestres consecutivos de retroceso del Producto Interior Bruto.El conjunto de los 27 países de la UE también salió de la recesión, con un alza del PIB de 0,2%.Sin embargo, existen grandes contrastes entre los países del ex bloque comunista que se sumaron a la UE desde 2004 (Polonia, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Lituania, Letonia, Estonia, Bulgaria, Rumania y República Checa).Mientras que Polonia es el único miembros de la UE que ha evitado la recesión, los tres países bálticos (Estonia, Lituania y Letonia), Hungría y Bulgaria han visto caer en forma dramática su PIB."Países como Bulgaria o los Estado bálticos, muy dependientes de los capitales extranjeros, sufren más. Rozan la catástrofe económica y temen por la estabilidad de sus monedas", declaró a la AFP el experto Witold Orlowski, de PricewaterhouseCoopers.En cambio, "Polonia, República Checa o Eslovaquia, que cometieron menos errores, pueden mirar hacia el futuro con más serenidad", estimó.En Eslovaquia, que se sumó a la zona euro en enero pasado, el PIB aumentó 1,6% en el tercer trimestre, comparado con el segundo. En República Checa, el PIB ha crecido 0,8% en el mismo periodo.De su lado, Lituania salió de la recesión con un crecimiento trimestral de 5,1%, aunque la caída a nivel interanual -comparada con el tercer trimestre de 2008-, fue de 14,3%.Similar es el caso de Letonia, que ha visto como su PIB se desplomaba 18,3% interanual.Por su parte, la pequeña Estonia sufrió en el tercer trimestre un retroceso del PIB de 2,8% con respecto al periodo abril-junio, y de 15,3% interanual."La situación de los países bálticos es la menos optimista, porque han sufrido la recesión más dura en la UE", subrayó la analista Violeta Klyviene, de Danske Bank con sede en Vilna.En Hungría, la economía se contrajo de 1,8% con respecto al segundo trimestre y 7,2% en forma interanual, aunque cuenta con la ventaja comparativa de que el déficit público es de 3,9% del PIB en 2009, no tal alto como en otros países de la UE.Rumania vio caer a su PIB 0,7% en el tercer trimestre con respecto a los tres anteriores y 7,1% interanual.Por último Bulgaria, cuyo PIB cayó 5,8% interanual en el tercer trimestre, no volvería al crecimiento hasta 2011, según los analistas.

Más noticias

0 Comentarios