La rebelión contra la ley Beckham amenaza la 10ª jornada de Liga española

El fútbol español se puso este miércoles en pie de guerra contra un proyecto parlamentario para acabar con los beneficios fiscales de las estrellas extranjeras, amenazando con una jornada de huelga inmediata en el campeonato español.

El fútbol español se puso este miércoles en pie de guerra contra un proyecto parlamentario para acabar con los beneficios fiscales de las estrellas extranjeras, amenazando con una jornada de huelga inmediata en el campeonato español.Madrid tiembla. El derby tan esperado entre el Atlético y el Real Madrid el sábado en el estadio Vicente Calderón podría no celebrarse, al igual que los otros nueve partidos de la décima jornada de Liga este fin de semana.¿Por qué tal amenaza? La Liga de Fútbol Profesional (LFP) quiere mostrar así su firme oposición a un acuerdo político anunciado el martes entre el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y otros partidos de izquierda para modificar la denominada "ley Beckham", que permite a las futbolistas de renombre extranjeros pagar menos que los contribuyentes nacionales con rentas similares.Este sistema convierte a España, sin negar la calidad de su Liga, en un paraíso fiscal para los mejores jugadores del mundo como el portugués Cristiano Ronaldo, el brasileño Kaká (Real Madrid) o el sueco Zlatan Ibrahimovic (Barcelona), llegados este verano.La LFP convocó para el viernes por la mañana una asamblea general extraordinaria que "podría decidir una jornada inmediata de paro de la Liga", declaró su vicepresidente Javier Tebas, añadiendo que "la gran mayoría de los clubes con los que hemos hablado están de acuerdo".Nada sorprendente teniendo en cuenta que los clubes se verían muy afectados por esa modificación, denominada "Beckham" por el futbolista inglés, que fue el primero en beneficiarse de esta ventaja fiscal --24% de imposición frente al 43% para los nacionales-- cuando firmó con el Real Madrid en 2003.Los jugadores o sus agentes negocian a menudo los salarios netos de impuestos y los clubes tienen el margen que ofrece la legislación actual para ofrecer enormes salarios a los mejores extranjeros.El PSOE y sus aliados están decididos a llevar a cabo la reforma y no entienden la revuelta del mundo futbolístico.Una huelga de la Liga "sería una medida que en absoluto entendería ninguno de los contribuyentes (...) además, en una situación de crisis económica", reaccionó la ministra de Economía española, Elena Salgado."Todo el mundo se tiene que apretar el cinturón, incluidos los futbolistas", insistió el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, alegando "razones de solidaridad, de justicia fiscal".El partido independentista catalán ERC consideró que esta reforma, a la que es favorable, supondría unos ingresos anuales de 100 millones de euros (147,9 millones de dólares) para el Estado español y de menos en las cajas de los clubes españoles, lo que hace temer a la LFP una pérdida de competitividad en Europa.La denominada "ley Beckham", inicialmente pensada para favorecer la llegada a España de investigadores, podría reformarse en el marco de la votación de la ley de presupuestos del Estado para 2010.Si el Parlamento aprueba la modificación, el tipo reducido del 24% se aplicará sólo a los contribuyentes que declaren una renta anual inferior a los 600.000 euros (881.121 dólares), incluidos los futbolistas extranjeros.La ministra de Economía subrayó que la nueva ley se aplicaría a partir del 1 de enero de 2010 y no tendría carácter retroactivo.Los contratos de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y otras estrellas seguirían "vigentes en esas condiciones (negociadas en su momento) hasta los próximos años, hasta un total de cinco", explicó.

Más noticias

0 Comentarios