Todo lo tengo y tanto que me quejo

Cada vez me convenzo más que la vida es muy bella y que somos nosotros la que la complicamos.

Cada vez me convenzo más que la vida es muy bella y que somos nosotros la que la complicamos. Los días y los momentos podrían ser mejores si tomáramos actitudes positivas y le diéramos un toque de optimismo a los problemas y a las situaciones de la vida. Así que cuando pienses que la vida te está saliendo mal, que estás entrando en una depresión, crisis sentimental, económica o existencial te invito a reflexionar y a seguir adelante después de vivir una turbulencia en tu vida:

* Por los descuentos en mi sueldo y las llamadas de atención, significa que tengo trabajo.
* Por el desorden que recojo después de una fiesta en mi casa, significa que estuve rodeado de seres queridos.
* Por las ropas que me quedan un poco ajustadas, significa que tengo suficiente para comer.
* Por mi sombra que me ve trabajar, significa que puedo salir al sol.
* Por las quejas que escucho acerca del gobierno, significa que tenemos libertad de expresión.
* Por el lugar que encuentro para parquear al final del estacionamiento, significa que tengo auto.
* Por la señora que está detrás de mí en la Iglesia y que desentona al cantar, significa que puedo oír.
* Porque lavo y plancho, significa que tengo ropa para vestir.
* Por el cansancio y los dolores musculares al final del día, significa que fui capaz de trabajar duro.
* Por los hijos que no limpian el cuarto, pero están viendo televisión o al frente del computador, significa que están en la casa y no en la calle.
* Por el despertador que suena temprano todas las mañanas, significa que estoy vivo.

Y finalmente, de le gracias a Dios por usted, por criticar, por enojarse. Por reírse, por amar, por caminar, bailar, dormir, comer y soñar. Recuerde usted es un milagro maravilloso que vale la pena continuar viviendo. Mucho ánimo, adelante!

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo

Más noticias

0 Comentarios