¿En qué punto está la relación entre Israel y EEUU?

Arreglar el conflicto en Oriente Próximo era una de las prioridades del nuevo Premio Nobel de la Paz, Barack Obama.

Pero 1 año después de su elección, el proceso de paz está en punto muerto. Su emisario en la región, George Mitchell, multiplica los encuentros con los diferentes actores del conflicto pero por el momento, se topa con la intransigencia del gobierno de Netanyahu. Las relaciones entre ambos países siempre fueron privilegiadas pero las tensiones se multiplican.

“Juniper Cobra” es el nombre clave de las actuales maniobras militares en Israel. Ejercicios conjuntos con el ejército de Estados Unidos. 1,000 soldados norteamericanos participan en estos ejercicios de defensa antimisil. Estas maniobras son una prueba más de la alianza entre ambos países.

“Nuestros soldados están muy orgullosos de hacer lo que hacen en señal de respaldo a Israel”, dice Tony English, Comandante de la brigada 357 del ejército estadounidense.También los ciudadanos israelíes consideran primordial la alianza con los estadounidenses.

“La actitud no cambió. La relación entre Estados Unidos e Israel siempre es buena y sólida. Esperamos que siga así, como en el pasado”, comenta Omri Shevach, joyero en Jerusalén.Una armonía que pareció vacilar en el momento de la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca. El nuevo gobierno estadounidense consideraba la paz en la región una prioridad y adoptaba un discurso de firmeza incluso respecto a los israelíes. Su enviado especial a la región, George Mitchell insiste frente a las autoridades israelíes para que cesen la colonización.

“Creo que la diferencia, comparando la administración Obama y la de su predecesor Bush, es el estilo y quizás el día a día. Pero más globalmente, lo que no es diferente, es que la política de Estados Unidos es constante desde 1967”, argumenta Peter Medding, profesor de ciencias políticas en la universidad hebrea.

Los estadounidenses insistían en la necesidad de interrumpir totalmente la colonización para volver a lanzar las negociaciones y presionaban a Israel. Pero este fin de semana, cambio súbito de opinión, Hillary Clinton de visita en la región respaldó la propuesta israelí de un congelamiento parcial de las colonias. Visto como una victoria para la administración Netanyahu.

“Queremos entablar negociaciones de paz sin condiciones previas. El problema es que desgraciadamente, la otra parte no”, dice Benjamín Netanyahu, Primer Ministro israelí.

Más noticias

0 Comentarios