La farsa sobre el robo del pulmón humano de una exposición indigna a Perú

Perú tiene una nueva villana mediática: se llama Susan Hoefken y es la principal sospechosa de la farsa del robo del pulmón de la exposición 'El cuerpo humano, real y fascinante', que ella mismo urdió para atraer más visitantes a la muestra, organizada por su empresa.

Perú tiene una nueva villana mediática: se llama Susan Hoefken y es la principal sospechosa de la farsa del robo del pulmón de la exposición 'El cuerpo humano, real y fascinante', que ella mismo urdió para atraer más visitantes a la muestra, organizada por su empresa.El presidente peruano, Alan García, se sumó el domingo a la condena generalizada contra la mujer, a quien sugirió renunciar a la nacionalidad peruana por haber acusado de ladrones a sus compatriotas."Es gravísimo, malvado, lo que hizo. Ojalá renunciara a la nacionalidad. Esta mujer no parece peruana, nació de casualidad en el Perú. íTodo para ganarse cuatro billetes!", dijo el jefe del Estado. "¿Cómo es posible el daño que nos ha hecho?", se quejó García, al recordar que la noticia dio la vuelta al mundo, donde se piensa que, aunque "Perú crece como los primeros países del mundo, también se roban pulmones de las exposiciones".La revelación de que el supuesto robo fue una farsa, según una denuncia de la fiscalía, despertó la indignación de los peruanos quienes le exigen a la organizadora de la muestra una disculpa pública. Susan Hoefken debe acudir a la fiscalía en los próximos días y será llevada a la fuerza por la policía si no se presenta a declarar, luego de no haber asistido a una primera citación fiscal.La fiscalía señaló que Hoefken es investigada por los presuntos delitos de falsa denuncia y falsedad genérica. De ser declarada culpable, la ley estipula hasta cuatro años de prisión. La policía peruana está convencida de la responsabilidad de la mujer en esta estrategia publicitaria, según la prensa local. La mujer había denunciado hace dos semanas el robo del pulmón "aprovechando un descuido de la vigilancia de la muestra", y ofreció una recompensa de 2.000 dólares a quien lo devolviera. En ese momento aseguró que nunca había ocurrido algo semejante en otros países donde se realizó la exposición.El famoso pulmón apareció entonces en menos de 24 horas y la empresa no pagó un centavo, atribuyendo Hoefken a "una palomillada" de adolescentes el robo. Hace dos días un canal de televisión reveló que la policía había detectado mensajes de correo electrónico donde la mujer admitía haber montado el robo.La exhibición 'El cuerpo humano: real y fascinante' (cuyo nombre en inglés, con el que ha recorrido otros países, es 'Bodies Revealed') se clausuró dos semanas antes del 25 de cotubre, día final en el que estaba anunciada, y había recibido desde junio de este año 90.000 visitas.

Más noticias

0 Comentarios