¿Se puede prevenir el hostigamiento y humillación o bullying?

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud de los Niños en el 2007, el 35% de los encuestados dijo ser víctima del hostigamiento y la humillación o bullying, una práctica que puede llegar a causar deseos suicidas en quienes lo padecen.

El hostigamiento y humillación conocido también como bullying ocurre en las escuelas y los vecindarios a los niños y jóvenes alrededor del mundo, puede ser desde una agresión física, verbal o electrónica por medio de las redes sociales o el internet, y es algo que se encuentra siendo reconocido ya a nivel internacional como un problema serio.

Según el Centro de Control de Enfermedades, el hostigamiento y la humillación puede provocar depresión, ansiedad, baja autoestima, malestares físicos como dolor de cabeza o dolor estomacal e incluso generar pensamientos o intentos de suicidio.

El sonado caso del adolescente australiano Casey Haynes de 15 años, quien después de ser hostigado y grabado en video por uno de sus compañeros de 12 años de su escuela, respondió finalmente al acoso escolar levantando por los aires al adolescente que lo golpeara al menos 5 veces antes de que Haynes lo tirara al suelo, dejándolo en muletas, es una muestra de ello.

El video de Haynes ha sido visto por decenas de miles de personas a través de la internet en diversas versiones de su video, y otras tantas personas se han sentido identificadas por el acoso escolar sufrido por ser diferentes: más gordos, flacos, bajos, altos, con lentes, de piel más oscura o cualquier pretexto usado por los abusadores.

Pero ¿existe alguna manera para evitar que los niños y jóvenes se conviertan en un bully o acosador? Un nuevo estudio cree que sí.

De acuerdo a la Sociedad Academica Pediatrica o PAS por sus siglas en ingles, un estudio demostró que hay ciertos factores que son recurrentes en los menores que son acosadores y otros que son comunes en los menores que no realizan estas prácticas abusivas con sus compañeros.Según el estudio conducido por la Dra. Rashmi Shetgiri, los menores son mas propensos a convertirse en acosadores cuando sus padres a menudo se sienten enojados con ellos o consideran que los menores los molestan demasiado. También cuando la madre de un menor tiene un problema de desarrollo, conducta o emocional puede hacer a los niños propensos a convertirse en acosadores, así como el tener ellos mismos un problema de desarrollo, conducta o emocional, explicaron los investigadores.

Por otra parte, los menores que no son acosadores tienen en común padres que hablan con ellos y que conocen a los amigos de sus hijos, reveló la Dra. Shetgiri, quien condujo el estudio.

Los investigadores aseguran que si se enfocan esfuerzos para reducir los factores comunes en menores abusadores, se podría disminuir este fenómeno afecta a la comunidad mundial.

Shetgiri sugiere que los padres se involucren mas con sus hijos, conozcan a sus amigos y conversen con sus hijos compartiendo ideas.

Asimismo, la investigadora recomienda que los padres busquen maneras de manejar sus sentimientos de enojo hacia sus hijos y que estén al tanto del desarrollo emocional y la conducta de sus hijos para evitar que se conviertan en acosadores.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud de los Niños del 2003 al 2007 el 23% de los menores eran hostigados por sus compañeros en el 2003, una cifra que aumentó al 35% en el 2007. O viéndolo desde otra perspectiva, 1 de cada 6 jóvenes de 10 a los 17 años hostigaba a sus compañeros en el 2007. Por lo que el momento para actuar y detener estas prácticas abusivas hacia nuestros niños es ahora.

Más noticias

0 Comentarios