Un proyecto de Isla de Pascua para fijar controles migratorios

Los nativos de Isla de Pascua aprobaron mayoritariamente, a través de una consulta popular, solicitar al Congreso una reforma constitucional que les permita realizar controles migratorios a su territorio, medida que según el Gobierno chileno no afectará el turismo.

Los nativos de Isla de Pascua aprobaron mayoritariamente, a través de una consulta popular, solicitar al Congreso una reforma constitucional que les permita realizar controles migratorios a su territorio, medida que según el Gobierno chileno no afectará el turismo.Según los resultados dados a conocer por la prensa local, el 96,4% de los isleños respaldó la iniciativa para la modificación legal, que facultará a las autoridades locales para regular los permisos de residencia.En la elección participaron 1.300 pobladores debidamente inscritos. Tras esta decisión, el Poder Ejecutivo debe enviar la propuesta de reforma constitucional al Congreso para que sea debatida.Según el subsecretario del Interior, Patricio Rosende, esta consulta buscaba regular "cómo crece la población en la isla. Es un territorio muy frágil y no resiste una cantidad indeterminada de población viviendo allí permanentemente".Rosende, quien estuvo en Isla de Pascua para el referéndum, afirmó que la medida no perjudicará al turismo sino que protegerá el territorio. "Las mejores condiciones de vida en la isla van a estimular la llegada de nuevos turistas y nuevos visitantes", comentó.En agosto nativos bloquearon por dos días el aeropuerto de la isla exigiendo mayores controles migratorios que impidan la llegada masiva de residentes.La Isla de Pascua tiene 160 kilómetros cuadrados y está en el Océano Pacífico, a 3.500 kilómetros de la costa chilena y a 4.050 km de Tahití. Tiene unos 4.000 habitantes, en su mayoría de la etnia Rapa Nui, de origen polinesio. Su población no aborigen se ha incrementado fuertemente en los últimos años.

Más noticias

0 Comentarios