El próximo trato

El canje de Cliff Lee deja a los Phillies con una sobreabundancia de talento.

El canje de Cliff Lee deja a los Phillies con una sobreabundancia de talento.

Ahora tienen siete lanzadores abridores que pueden lanzar en las mayores en agosto: Lee, Cole Hamels, Joe Blanton, JA Happ, Jamie Moyer, Rodrigo López, y Pedro Martínez, todavía en rehabilitación.

Debido a que nunca ha habido un superávit de lanzadores en las Grandes Ligas de béisbol, es casi garantizado que salgan de López, un veterano que ha lanzado bien desde que reemplazó al lanzador con el mejor nombre en béisbol, Antonio Bastardo, quien también lanzó bien hasta que se lesionó luego de reemplazar al todavía lesionado Brett Myers (así es, el quinto lugar en la rotación de los Phillies ha tenido más ocupantes que la hora pico en el El de Septa),

Así que no se puede perder la ironía de que a pesar de todo este caos -que de por sí es una imagen incompleta de todos los movimientos que los Phillies han tenido que hacer con su rotación (¿alguien recuerda el lugar de Andrew Carpenter?) - los Phillies, no obstante, se encuentran en la posición de poder vender en el mercado antes de la fecha límite de este viernes. Y están ofreciendo algo que no hay en abundancia... un lanzador saludable, con experiencia en las Grandes Ligas que está teniendo un gran año.

¡Adiós, Rodrigo López!

Apenas pudimos conocerte. Tu ERA de 3.09 es casi media carrera mejor que su récord anterior de 3.57 con los Orioles en 2002. Y es difícil pedir más de un as (y mucho menos un quinto abridor) que ir 3-0 en cuatro inicios.

¿Qué más podrías haber hecho?

Nada. Pero eso viene al caso.

Volviste a establecer tu carrera, y  estás a punto de recibir una recompensa por ello. Estás a punto de convertirte en la pieza central de un canje que se realice en  fecha límite y que te llevará a un equipo que necesite un quinto abridor (la última vez que revisé casi 29 de los 30 equipos de béisbol) y que a tengan un receptor de Triple A disponible porque ése es el único área que quedó abierto luego del canje de los Phillies.

Y realmente dice algo acerca de los cambios en la organización de Filadelfia que un canje exitoso en la fecha límite para adquirir al ganador del premio Cy Young del año anterior y que incluye dos prospectos de lanzadores, no deje a los Phillies sin suficientes lanzadores. Al contrario, parece que perder a Lou Marson, que al parecer va a heredar el puesto atrás del plato de Víctor Martínez en Cleveland, va a ser una de las mayores ramificaciones para los Phillies.

Si bien Chooch Ruiz y Paul Bako están bien por ahora en el equipo de la grandes ligas, no se puede esperar que Rubén Amaro, Jr. piense en un campeonato sin tener un reemplazo disponible en la Triple A para la segunda posición más precaria en el béisbol (en segundo lugar solamente detrás del lanzamiento).

Entonces, adiós, López. Te deseo lo mejor, y estoy realmente ansioso de ver cómo te perciben los otros equipos. Tu juego de esta noche será casi seguro tu último con los Phillies pero eso no quiere decir que sea tu última contribución al equipo este año.

El receptor que traerán a cambio puede resultar teniendo un papel crucial en lo que se está convirtiendo en la más emocionante temporada para los Phillies desde ... bueno, desde el año pasado.

Más noticias

0 Comentarios