Cómo prevenir infecciones durante el embarazo

El embarazo es una etapa de alto riesgo, por ello que conviene tomar precauciones y seguir algunas recomendaciones que te ayudarán a prevenir infecciones que podrían atentar contra tu salud y la de tu bebé. Debes estar alerta pues no siempre sabrás cuando tienes una infección, ya que en ocasiones ni siquiera te sentirás mal.

Cómo prevenir infecciones durante el embarazo Cómo prevenir infecciones durante el embarazo

Cómo prevenir infecciones durante el embarazo

Para disminuir el riesgo de contraer infecciones durante el embarazo sigue estos consejos:

1. Lávate las manos a menudo con agua y jabón, especialmente cuando: usas el baño; tocas carnes crudas, huevos crudos, o vegetales sucios; cuando preparas alimentos y comes; haces jardinería o tocas tierra o el suelo; si estás en contacto con mascotas; estás cerca de personas enfermas; tocas saliva (esputo) con las manos; cuidas a niños o juegas con ellos; cuando cambias pañales. Si no dispones de agua y jabón, límpiate las manos con un gel a base de alcohol.

2. No compartas cubiertos, vasos ni alimentos con niños pequeños. Lávate las manos frecuentemente cuando estés en contacto con niños. La saliva y la orina de los pequeños pueden contener un virus, que probablemente no lastime a los niños, pero podría ser peligroso para ti y para tu bebé.

3. Cocina bien las carnes. Los jugos de éstas deben ser claros y la carne no debe estar roja en su interior. No comas perros calientes (hot dogs), carnes frías ni fiambres, a menos que los hayas recalentado a altas temperaturas, pues las carnes poco cocidas y procesadas pueden contener bacterias dañinas.

4. Evita consumir leche sin pasteurizar (cruda) y alimentos derivados de ésta. No comas quesos blandos, como feta, ni queso fresco, a menos que las etiquetas digan que han sido pasteurizados, ya que los productos no pasteurizados pueden contener bacterias peligrosas para la salud.

5. Mantente alejada de roedores domésticos o salvajes y de sus excrementos. Contrata a un exterminador profesional para que elimine insectos y roedores peligrosos dentro y fuera de la casa. Si tienes un roedor como mascota, por ejemplo un hámster o un conejillo de la India, pídele a otra persona que lo cuide hasta después de que nazca el bebé, ya que algunos roedores pueden ser portadores de virus dañinos.6. No toques ni limpies la caja de arena para gatos. Pídele a alguien que lo haga. Si te toca cambiar la caja de arena, asegúrate de usar guantes y lavarte las manos después de hacerlo. Las cajas de arena sucias pueden tener parásitos nocivos.

7. Hazte las pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS), como el VIH y la hepatitis B, y protégete contra estas enfermedades. Algunas personas que tienen el VIH, la hepatitis B o una ETS, no se sienten enfermas. En caso de tener una de estas enfermedades, habla con tu médico sobre la forma de reducir la posibilidad de que la misma afecte a tu bebé.

8. Habla con tu médico sobre las vacunas (inyecciones). Hay vacunas que se recomiendan antes del embarazo, durante el mismo o justo después del nacimiento del bebé. Aplicarse las vacunas adecuadas en el momento correcto puede ayudar te a mantenerte sana y evitar que tu bebé se enferme gravemente o tenga problemas de salud para toda la vida.

9. Evita el contacto con personas que tengan infecciones. Mantente alejada de personas enfermas de varicela o rubéola, si todavía no has tenido dichas enfermedades o no te vacunaste contra ellas antes del embarazo.

10. Pregúntale a tu médico sobre el estreptococo del grupo B. Una de cada 4 mujeres son portadoras de este tipo de bacteria, pero no se sienten mal. Un examen sencillo Hacia el final del embarazo, revelará si tienes este tipo de bacteria. De ser así, habla con tu médico sobre la forma de proteger a tu bebé durante el parto.

Finalmente recuerda que ésta no es una guía completa para un embarazo saludable. Pídele a tu médico más información al respecto.

Fuente: cdc.gov

Más noticias

0 Comentarios