El presidente tunecino Ben Alí es reelecto con 89,62% de votos

El presidente tunecino Zine El Abidine Ben Ali, en el poder desde hace 22 años, fue reelegido el domingo para un nuevo mandato de cinco años con 89,62% de los votos, una amplia ventaja pero por primera vez bajo el tope de 90%, según resultados oficiales del ministerio del Interior.

El presidente tunecino Zine El Abidine Ben Ali, en el poder desde hace 22 años, fue reelegido el domingo para un nuevo mandato de cinco años con 89,62% de los votos, una amplia ventaja pero por primera vez bajo el tope de 90%, según resultados oficiales del ministerio del Interior.A los 73 años, Ben Alí inicia así su quinto mandato sucesivo, después de haber sucedido al primer presidente de Túnez independiente, Habib Bourguiba, al que destituyó en 1987 por considerar que estaba "senil".En las cuatro elecciones precedentes, el mandatario había sido reelegido tres veces con más de 99% de los votos y más de 94% en 2004, resultados cuestionados por sus adversarios incrédulos.El voto del domingo constituía la tercera presidencial pluralista desde la independencia de Túnez -ex protectorado francés- en 1956.En estos comicios participaron sin pretensiones Mohamed Bouchiha del Partido de la Unidad Popular (PUP) y Ahmed Inoubli de la Unión Democrática Unionista (DU), que obtuvieron respectivamente 5,01% y 3,80%.Ahmed Brahim, el cuarto candidato, que se presentaba como un "verdadero adversario" crítico del régimen, obutvo el peor resultado, un 1,57%, al frente de una coalición de izquierda aglutinada en torno a su partido Ettajdid (Renovación, ex comunista).La participación fue de 89,4% de un electorado de 5,3 millones de inscritos de más de 18 años sobre un total de 10,3 millones de habitantes, según cifras oficiales.Este nuevo mandato de Ben Ali es en principio el último, ya que la Constitución enmendada limita a 75 la edad del presidente, aunque autoriza un número ilimitado de mandatos.Ben Ali, fortalecido por el éxito económico y una estabilidad que favorece las inversiones y el turismo, prometió reducir el desempleo (14%) y aumentar en 40% el ingreso promedio por habitante en 2014 a pesar de la crisis económica mundial. Su programa de 24 puntos da prioridad al empleo y promete promover las libertades en general y de la prensa en particular, amordazada por su régimen según diversas acusaciones.El partido de Ben Ali, la Unión Constitucional Democrática (RCD, 2,7 millones de adherentes), preconiza la emancipación de las mujeres y les reserva el 35% de los cargos en el poder.Los tres rivales de Ben Ali se presentaron a las elecciones "sin ilusiones" en una disputa desigual frente a un RCD más omnipresente que nunca.Este partido, que está en el poder desde la independencia, obtuvo 161 escaños de los 214 de la Cámara de Diputados, seis partidos en la competencia comparten el resto: el PUP de Bouchiha (12 diputados), el UDU de Ahmed Inoubli (9), Ettajdid (2), el Partido Social Liberal (8), el Partido de los Verdes por el Progreso (6) y el Movimiento de los Demócratas Socialistas (16).Mustapha Ben Jaafar (FDLT) y Ahmed Nejib Chebbi (PDP), más radicales, quedaron afuera de la postulación presidencial y sus partidos no consiguieron ningún escaño. Chebbi denunció una "mascarada" con resultados "conocidos de antemano" y su partido se había retirado de las legislativas.En vísperas del voto, Ben Alí denunció a "una minoría ínfima de tunecinos" que según él se dedicó a "una campaña desesperada" para cuestionar la honestidad de la elección.

Más noticias

0 Comentarios