El presidente del gobierno español, preocupado por la quiebra de Air Comet

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se dijo este miércoles "preocupado" por la situación de las empresas de Gerardo Díaz Ferrán, propietario de la aerolínea Air Comet, que volaba a varias capitales latinoamericanas y que quebró la semana pasada.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se dijo este miércoles "preocupado" por la situación de las empresas de Gerardo Díaz Ferrán, propietario de la aerolínea Air Comet, que volaba a varias capitales latinoamericanas y que quebró la semana pasada."Las dificultades de sus empresas preocupan lógicamente al gobierno, que trata de ayudar como con todas las empresas", declaró Zapatero en conferencia de prensa sobre Díaz Ferrán, que también es el presidente de la asociación española de empresarios, la CEOE."Pero no debo hacer ningún juicio de valor sobre su trayectoria y su futuro en relación con la institución", ya que es un tema que debe sopesar la CEOE y "que el gobierno debe respetar, y especialmente el presidente del gobierno", añadió Zapatero, que se dijo "especialmente cauto" ante la situación de Díaz Ferrán y prefirió no hacer "ninguna valoración personal" de éste.Por su parte, el líder de la oposición conservadora, Mariano Rajoy, pidió "respeto" por Díaz Ferrán y pidió al gobierno español que "no interfiera" en la cuestión de su presidencia de la CEOE.Air Comet, cuyo propietario es Díaz Ferrán junto con Gonzalo Pascual, vicepresidente a su vez de la (CEOE), anunció su quiebra el 22 de diciembre después de que un juez británico le prohibiera volar en respuesta a una demanda presentada por el banco alemán Nord Bank, con quien la aerolínea tenía contraído un impago por un crédito de 25 millones de dólares para el alquiler de los aviones.El cierre afecta a 666 trabajadores, algunos de los cuales no cobran sus sueldos desde hace ocho meses.Tras el anuncio de la quiebra, el gobierno español organizó un dispositivo hasta el 27 de diciembre para encargarse del viaje de 4.215 personas que tenían billete con Air Comet para volar entre Madrid y La Habana, Bogotá, Quito, Guayaquil, Lima y Buenos Aires.Ahora los afectados que quieran viajar deben comprar otro billete, mientras el ministerio español de Fomento pidió a otras compañías aéreas que oferten precios más baratos para las víctimas de la quiebra, cuyo número no ha facilitado Air Comet, que había vendido billetes para gran parte de 2010.Ecuador, que cifra en 8.000 a sus nacionales afectados, se ha querellado contra Air Comet con sendas denuncias en Quito y Madrid. La embajada colombiana en Madrid contabilizó unos 400 nacionales afectados y la argentina recibió más de mil consultas.El martes el sindicato Manos Limpias, calificado de ultraderechista por los medios españoles, presentó una denuncia contra el propietario de Air Comet por "presuntos delitos societarios y falsedad en documento mercantil".Y el líder del partido Izquierda Unida, Cayo Lara, estimó que "el gobierno debe denunciar a Díaz Ferrán" porque hay "más que indicios de ser un supuesto delito de estafa".

Más noticias

0 Comentarios