El presidente sirio afirma en París que Netanyahu no está preparado para la paz

El presidente sirio, Bachar al Assad, consideró este viernes en París que "no hay interlocutor israelí dispuesto a avanzar", dos días después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, propusiera un diálogo directo con Damasco, tras reunirse con Nicolas Sarkozy.

El presidente sirio, Bachar al Assad, consideró este viernes en París que "no hay interlocutor israelí dispuesto a avanzar", dos días después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, propusiera un diálogo directo con Damasco, tras reunirse con Nicolas Sarkozy."Hoy, Siria quiere la paz. Existe un mediador que es Turquía y que está dispuesto a reanudar su mediación. También existe el apoyo francés y europeo a ese proceso. Lo que nos falta es un interlocutor israelí que esté dispuesto a avanzar y dispuesto a lograr un resultado", afirmó Assad tras reunirse con Sarkozy en el Elíseo."Si Netanyahu es serio, puede enviar su equipo de expertos. Enviaremos nuestro equipo de expertos a Turquía. Entonces, podrán hablar si realmente están interesados", insistió el jefe de Estado sirio tras una reunión de trabajo y un almuerzo con el presidente francés.El miércoles, Sarkozy recibió en París al jefe de gobierno israelí, quien durante la reunión se declaró "dispuesto a reunirse con el presidente sirio en cualquier y momento y dónde sea para reanudar las negociaciones de paz sin ninguna condición previa", según un alto responsable israelí que acompañaba a Netanyahu en París.El proceso de discusiones entre Siria e Israel "no puede reanudarse con una sola parte" dijo Assad este viernes, y añadió "el mediador turco ha anunciado que estaba preparado para reanudar su papel (...) si los israelíes son serios, podrían ir en esa dirección", antes de acusar a Israel de jugar con las palabras. "Todos esos juegos de palabras de parte de los israelíes tienden a que no haya exigencias, ni derechos que podrían ser reivindicados", lamentó Assad, en su segunda visita a París desde la llegada al poder de Sarkozy, en mayo de 2007.Israel y Siria están formalmente en estado de guerra desde 1948, pero firmaron acuerdos de armisticio y cese el fuego. A cambio de la paz, Siria exige la restitución íntegra de la meseta del Golán, conquistada por el ejército israelí en junio de 1967 y anexada por el Estado hebreo en 1981.Las negociaciones indirectas entre los dos países, que estuvieron congeladas durante ocho años, fueron reanudadas en mayo de 2008 bajo la égida de Turquía, con el objetivo de lograr la paz. Pero la operación militar 'Plomo endurecido', que el ejército israelí llevó a cabo sobre la Franja de Gaza, en poder del movimiento islamista palestino Hamas desde junio de 2007, entre diciembre de 2008 y enero de 2009, provocó la interrupción de las mismas.No obstante, en las últimas semanas, Israel y Siria dieron señales que muestran una apertura hacia la reanudación de las discusiones. "Siria no plantea condiciones. Siria tiene derechos y Siria no cederá nunca sobre sus derechos", subrayó Assad este viernes en alusión a los Altos del Golán, que Israel rechaza devolver.Siria se ha declarado dispuesta a negociar sobre "otros elementos de la paz" como el agua, la normalización de relaciones y asuntos de seguridad.Al proponer a Damasco reanudar las negociaciones, Israel aplica el "método del péndulo" que consiste en privilegiar otro interlocutor cuando el diálogo está bloqueado con el principal, en este caso, con los palestinos, destacaba el jueves la prensa israelí.Tal como lo exige el presidente estadounidense, Barack Obama, los palestinos reclaman la "congelación total de la colonización" israelí para volver a la mesa de negociaciones. Ante el rechazo israelí, Mahmud Abas amenazó con renunciar a su reelección al frente de la Autoridad Palestina.

Más noticias

0 Comentarios