Cómo presentar una queja de algún producto o servicio

Conozca los pasos que debe seguir cuando un producto o servicio que haya adquirido no lo satisfaga o tenga algún problema.

Como consumidores estamos expuestos a empresas que quizá no cumplen con nuestras expectativas, o que nos dan un producto o servicio del cual no estamos satisfechos o tenga algún problema.

Cuando algo así sucede, es necesario realizar una queja por escrito que puede ser enviada al correo electrónico de la empresa e incluso a su página web en la sección de “contáctenos”.

Cuando usted vaya a poner una queja, ya sea en persona, por teléfono o por escrito, el Centro Federal de Información Ciudadana recomienda:

  • Mantenga la calma. La persona que puede ayudarlo no es quien causó su problema. No use un tono molesto, amenazante o sarcástico.
  • Escriba lo que quiere exactamente como solución al problema.
  • Documente cada acción que realice y haga copias.
  • Comience a buscar solución a su problema con el vendedor. Algunos problemas los puede solucionar llamando al número gratuito de la empresa. Y recuerde dar datos suficientes sobre el caso.
  • Si el vendedor no puede ayudarlo pida hablar con el gerente.
  • Si el gerente no puede resolver su problema, mande una carta a las oficinas centrales de la empresa.
  • Si la carta no resuelve su problema puede contactar a la Agencia Federal de Protección al Consumidor, al Buro de Mejores Negocios o a otras organizaciones de ayuda.
  • Y si aun así su problema no se resuelve, puede interponer una demanda o contratar a un abogado.

Cuando escriba una carta o correo electrónico dando una queja la Agencia Federal de Protección al Consumidor le recuerda:

  • Describir su compra
  • Incluir el nombre del producto y el número de serie
  • Detallar la fecha y el lugar de la compra
  • Cuál es el problema
  • La historia del caso
  • La solución que usted propone
  • De tiempo para que se resuelva el problema
  • Indique claramente donde puede ser localizado
  • Envíe copias de todos los documentos o comprobantes que tenga, pero nunca mande los originales.
  • Guarde copias de todas sus cartas, faxes, correos electrónicos o documentos relacionados con su reclamación.

Recuerde que como consumidor usted tiene derecho de que las empresas le den lo que le han prometido por su dinero, no se quede callado cuando no lo reciba.

Más noticias

0 Comentarios