¿Sera posible que el FMLN se quede con la presidencia de El Salvador otra vez?

Simpatizantes del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) participan en el evento de fin de campaña presidencial en San Salvador. EFE/Archivo Simpatizantes del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) participan en el evento de fin de campaña presidencial en San Salvador. EFE/Archivo

Simpatizantes del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) participan en el evento de fin de campaña presidencial en San Salvador. EFE/Archivo

  En un país que ha sido dividido por las cicatrices a causa de la extremadamente violenta guerra civil cruenta que termino hace 22 años, ningún candidato ha llegado a los comicios con el apoyo rotundo para ganar en la primera vuelta y el siguiente presidente surgirá de una repesca.    

   La mayoría de los sondeos le dan ventaja a el ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Ceren, del gobernante "Frente Farabundo Marti para la liberación Nacional también conocido como el "FMLN" y actual vicepresidente, sobre el ex alcalde capitalino Norman Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista.

     El Señor Sánchez de 69 años, ha propuesto profundizar los programas sociales del Presidente Mauricio Funes, los cuales incluyen el reparto de uniformes escolares y garantizar un vaso de leche diariamente a cada niño en que tenga una edad escolar. El dice que su modelo a seguir es el presidente Uruguayo y ex guerrillero de nombre José Mújica.  

    "Sé que las mayores aspiraciones de todo el pueblo salvadoreño es vivir en paz (...) que la mayoría de ustedes necesita empleos, educación",  comento en su cierre de la campaña en la capital del país Salvadoreño.    

        Aun así el candidato genera miedo en algunos sectores que hay en la sociedad por causa de su pasado violento.  

      En aparentemente un regreso a sus raíces, el grupo FMLN decidió presentar a Sánchez, el individuo que comando una división de la guerrilla – luego de haber llegado como partido político a la presidencia de la mano de Funes,  un periodista que nunca en su vida fue combatiente pero que si tuvo roces con los hombres fuertes del viejo grupo rebelde.  

            Varios salvadoreños elogian los planes sociales que han sido aplicados por el oficialismo. El gobierno ha asegurado de que ha reducido la pobreza del 40 % cuando asumió el poder al 29 % el año pasado, lo cual ha ayudado a disminuir migración tan masiva de sus habitantes al país Estados Unidos. Pero ha denunciado que ese gasto ha dejado a las finanzas publicas todavía mas debilitadas.

          El destino de El Salvador se dirimirá en una segunda vuelta la fecha del 9 de Marzo en la cual los nacionalistas esperan que el aspirante que en tercer puesto en los sondeos, el ex presidente Antonio Saca, respalde al oficialismo.

        Durante las pasadas semanas, el derechista Quijano ha apuntado toda su artillería al combate de las crueles maras o pandillas, que han mantenido aterrorizadas a poblaciones enteras con sus extorsiones y asesinatos pese a la tregua que declararon en el mes de marzo del año 2012.

            "Nuestro plan consiste en utilizar todo el aparato del Estado para combatir este tema de la delincuencia", así dijo Martes el odontólogo de 67 años a Reuters.

                "Significa que la Constitución de la República te da poderes, cuando está sobrepasada y priva la intranquilidad ciudadana (...) usted puede hacer uso de la fuerza armada", dijo.

             Quijano ha hecho una propuesto de aplicar la justicia por medios militares, argumentando que con eso se evitarían los chantajes o sobornos a los jueces. También dijo que buscaría enrolar a los jóvenes que no tengan trabajo o estudien para evitar que las pandillas los seduzcan.  

        La violencia extrema no es nada nuevo para el pueblo Salvadoreño, ya que han convivido con tal violencia desde hace bastante tiempo. La nación centroamericana boto sangre en un conflicto interno que duro 12 años entre La Guerrilla FMLN y el ejercito con el apoyo de los paramilitares que dejo un total de 75,000 muertos. Enseguida de El Salvador poner final a la guerra, llegaron las pandillas.

            La Iglesia Salvadoreña, con el beneplácito de Funes, ha logrado hace casi dos años que las dos pandillas mas grandes, La Mara Salvatrucha y su  rival, la Mara 18, acordaran una tregua.

           Este  tal acuerdo permitió que redujera los homicidios desde una tasa de 66 por cada 100,000 habitantes en 2010, una de las mas altas del mundo, a 40 del año pasado, según los datos dados por el gobierno.  

          Pero la tregua ha sido bien criticada por varios opositores. Algunos dicen que las bandas han dejado de pelear entre ellas pero siguen cometiendo las mismas atrocidades de crímenes.

    El Señor Quijano ha acusado al gobierno de negociar con el crimen. Su partido tiene bien fuertes lazos con los soldados que hicieron masacres de comunidades enteras de gente campesina en guerra civil, y en el pasado intento acabar con el crimen organizado por medio de planes de mano dura pero con evidentemente pocos resultados.

     Arena fue fundado por el Mayor, Roberto D'Aubuisson, quien fue señalado por la Comisión de la Verdad para El Salvador como el organizador de los llamados "Escuadrones de la muerte", grupos clandestinos que fueron acusados de cometer atrocidades durante la guerra y del asesinato del  Monseñor Oscar Romero en el año  1980.

  Las recientes acusaciones de corrupción acerca del ex presidente Francisco Flores (1999-2004), asesor de Quijano, podrían haber afectado a la agrupación, y sobro todo, a su candidato. Flores ha sido acusado de haber desviado una cantidad de 10 millones de dólares que el país de Taiwán dono por dos terremotos que ocurrieron en el año 2001.

        Hasta el momento no están demasiado claras las propuestas de los candidatos para lidiar con una economía débil, la cual ha crecido bien poca cantidad en los últimos años y es sumamente dependiente de las remesas que envían los salvadoreños que están en el país de Estados Unidos.    

            El Señor Sánchez se ha mostrado partidario de un pacto fiscal, así como aconsejo el año pasado el Fondo Monetario Internacional que advirtió que el país, que tiene una deuda equivalente al 55 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), debe aplicar una reforma fiscal para poder aumentar la recaudación que tienen.

      Sin entrar en varios detalles, ambos candidatos dicen que si logran ganar, tendrán administraciones austeras, las cuales apuntaran a reducir el gasto y achicar el déficit fiscal que el año pasado trepo al 4,2 por ciento del PIB.

     Un total de 4,9 millones de salvadoreños están habilitados para poder votar en los comicios en los que por la primera vez votaran aproximadamente 10.000 residentes estadounidenses.

    La autoridad electoral, que prevé habilitar 10.424 mesas de votación en todo El Salvador, esta en espera de divulgar los primeros resultados que salgan a 22.00 hora local.   

Más noticias

0 Comentarios