La policía detiene a dos presuntos etarras en el oeste de Francia

La policía detuvo este lunes en Carnac (noroeste de Francia), en una operación conjunta con la Guardia Civil, a dos presuntos miembros de ETA, uno de los cuales, Aitor Elizarán, es considerado miembro de la jefatura del aparato político de la organización separatista armada vasca.

La policía detuvo este lunes en Carnac (noroeste de Francia), en una operación conjunta con la Guardia Civil, a dos presuntos miembros de ETA, uno de los cuales, Aitor Elizarán, es considerado miembro de la jefatura del aparato político de la organización separatista armada vasca.Elizarán "se considera codirigente del aparato político y miembro del comité ejecutivo de la banda", aseguraron a la AFP fuentes españolas de la lucha antiterrorista, que confirmaron la detención al mismo tiempo de Oihana San Vicente.Los arrestos se produjeron durante "una operación conjunta de la Guardia Civil y la policía francesa", precisaron.En el momento de su detención, ambos portaban armas de fuego pero no opusieron resistencia, según una fuente francesa cercana a la investigación.Esta doble detención es producto de "varios meses de investigación y de vigilancia" en "cooperación" con las fuerzas de seguridad españolas, precisó.Elizarán es un ex dirigente de la organización juvenil Segi, de apoyo a ETA, que se encuentra huido en Francia desde hace siete años y la justicia española lo acusa de un delito de terrorismo, según la agencia de noticias Vasco Press.Era el encargado de transmitir instrucciones de ETA al movimiento de la izquierda independentista radical vasca, indicaron fuentes antiterroristas españolas a la agencia Europa Press.Tras la detención del anterior jefe del aparato político de ETA, Javier López Peña, alias "Thierry", en Francia en mayo de 2008, Elizarán ascendió a la jefatura de la mano del ex jefe militar Garikiotz Aspiazu, "Txeroki", según esta fuente."Txeroki" fue a su vez detenido en Francia en noviembre de 2008.ETA, catalogada como organización terrorista por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, es responsable de 828 muertes en 41 años de atentados para conseguir la independencia del País Vasco (norte de España).Tras una tregua de algo más de uno año que terminó en junio de 2007, en la que el gobierno socialista español intentó sin éxito negociar el fin de la violencia con la organización, ésta reanudó sus atentados y desde entonces ha matado a nueve personas.En los últimos años, la policía española y la francesa han detenido a decenas de presuntos miembros de la organización, mientras la justicia española impedía los intentos del movimiento de la izquierda independentista radical vasca, que no condena la violencia de ETA, de formar partidos políticos por su relación con ésta.El martes pasado, nueve dirigentes de ese movimiento fueron detenidos en el País Vasco y Navarra (norte) y el juez español Baltasar Garzón ordenó el viernes la encarcelación de cinco de ellos por intentar reconstruir la dirección de Batasuna, brazo político de ETA que fue ilegalizado en 2003 por la justicia española.Uno de ellos es el ex líder de Batasuna Arnaldo Otegi.

Más noticias

0 Comentarios