No permita que el pasado le robe las esperanzas

No permita que el remordimiento del pasado le robe las esperanzas del mañana. Si usted es capaz de soltar sus errores o fracasos del pasado Dios puede hacer milagros y maravillas en su mañana.

El profeta Jeremías en el capitulo 24, versículos 13-14; no dice: “Me buscareis y me encontrareis, cuando me busquéis de todo corazón. Me dejare hallar de vosotros declara el Señor y restaurare vuestro bienestar”.

Para que las cosas en nuestras vidas sean diferentes, se necesita la acción de dos personas: usted y Dios. Si usted hace su parte, Dios hará la de Él. ¿Qué tienen que hacer tu? Lo primero es lo primero, buscar a Dios de todo corazón.

Ser fiel a Él y a su palabra. Esa palabra nunca le va a llevar por un camino equivocado, se lo aseguro. Dios le dijo al joven Josue: “No te desvíes de ella ni a derecha ni a izquierda, para que tengas éxito donde quiera que vayas. Este libro no se apartara de tu boca, meditaras en él, tanto de día como de noche” (Josue 1, 7-8).

Dios promete éxito en donde estemos o con quien estemos, si no nos desviamos de su palabra. Promete nada menos que éxito en todo. No se deje distraer, lo que hay adelante es mucho mejor. Dedique su tiempo para conocer acerca de cómo tener victoria en Él.

No permita que el remordimiento del pasado le robe las esperanzas del mañana. Si usted es capaz de soltar sus errores o fracasos del pasado Dios puede hacer milagros y maravillas en su mañana. Si usted es capaz de soltar sus errores o fracasos del pasado Dios puede hacer milagros y maravillas en su mañana. Rompa con esa tendencia de poner signos de interrogación donde Dios ya ha puesto un punto. Dios siempre hace lo que es mejor para nosotros, aunque a veces no lo entendamos en el momento.

El apóstol San Pablo recomienda: “Entonces como escogidos de Dios, Santos y amados, revestíos de tierna compasión, a los otros y perdonándose unos a otros, si alguno tienen queja contra otro, como Cristo os perdono, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas esas cosas, vestíos de amor, que es el vinculo de la unidad” (Colosenses 3, 12-14).

Entonces siga revestido(a) de la mentalidad más de dar que de recibir, y viva alegre con lo que tiene. Es tiempo de crear un nuevo futuro. No importa que en este momento en su vida haya solo caos, vaciedad y tinieblas. Si es así, entonces es el momento en el cual Dios actúa. Ahora viene la parte de Dios. ¡Ánimo!

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo.

Más noticias

0 Comentarios