Un periodista británico muerto y otro herido en Afganistán

Un periodista británico del Sunday Mirror en misión con el ejército norteamericano murió y otro sufrió heridas graves en una explosión en Afganistán, anunció el domingo el ministerio de Defensa de Gran Bretaña (MoD).

Un periodista británico del Sunday Mirror en misión con el ejército norteamericano murió y otro sufrió heridas graves en una explosión en Afganistán, anunció el domingo el ministerio de Defensa de Gran Bretaña (MoD).Rupert Hamer, corresponsal de defensa del Sunday Mirror, murió el sábado al estallar un artefacto explosivo artesanal cuando acompañaba a un cuerpo de infantes de la marina estadounidense cerca de Nawa (sur de Afganistán).El fotógrafo de este semanario dominical británico, Philip Coburn, resultó herido en la deflagración y se encuentra en estado "grave pero estable", agregó el MoD.Esta fuente indicó que un infante de la marina norteamericana también perdió la vida en esta explosión, y que otros cuatro militares estadounidenses sufrieron graves heridas.Hamer murió en el lugar de la explosión pese a los esfuerzos para reanimarlo.El ministerio británico de Relaciones Exteriores afirma que es el primer periodista de este país muerto en Afganistán.El 29 de diciembre otro periodista occidental, la canadiense Michelle Lang, de 34 años, que trabajaba para el diario Calgary Herald, pereció al sur de Kandahar (sur) al mismo tiempo que cuatro soldados, compatriotas suyos, cuando el vehículo blindado en que viajaban estalló al pasar sobre una bomba.Al referirse a los dos periodistas del Sunday Mirror, víctimas de la explosión del sábado, el primer ministro británico Gordon Brown expresó su "profunda tristeza por esta trágica noticia", y destacó "su valentía, su talento y dedicación" en el cumplimiento de su trabajo.Rupert Hamer, de 39 años, padre de tres niños, trabajaba para el Sunday Mirror desde hacía 12 años y había sido enviado especial a varios países del Oriente Medio y Asia Central, así como a Oman, Bahrein, Irak y Afganistán.De su lado Philip Coburn, de 43 años, colabora desde hace ocho años con el Sunday Mirror para el cual cubrió, entre otros reportajes, el episodio del huracán Katrina en Estados Unidos.Los dos periodistas habían llegado a Afganistán el 31 de diciembre y debían permanecer en ese país un mes.Rupert Hamer era "un periodista con mucha experiencia, muy respetado y valiente que había trabajado en Irak y en Afganistán en varias oportunidades", declaró la jefe de redacción del Sunday Mirror, Tina Weaver."Era su quinto viaje a Afganistán, donde había logrado forjar una sólida amistad con muchos soldados que prestan allá su servicio", añadió Weaver.El periodista, apodado por sus colegas "el caporal Hamer", realizó en Navidad un número especial del Sunday Mirror destinado a las tropas británicas en Afganistán, lleno de mensajes de sus familias y amigos, recordó Tina Weaver.El ministro británico de Defensa Bob Ainsworth también rindió homenaje a los dos periodistas y expresó "su gran tristeza"."Rupert Hamer y Phil Coburn me acompañaron durante mi último viaje a Afganistán. Aprendí a conocerlos y me impresionaron por su manera de trabajar y su profesionalismo", declaró.En los dos últimos años otros periodistas que cubrían el conflicto en Afganistán para la prensa occidental murieron en ese país.El 10 de marzo de 2009 el periodista afgano Jawed Ahmad, que trabajaba para la televisión canadiense, fue asesinado por hombres no identificados en Kandahar.El de 9 septiembre Sultan Munadi, periodista e intérprete, murió durante una controvertida incursión de la OTAN que permitió liberar al reportero irlandés-británico Stephen Farrel, del New York Times. Los dos hombres habían sido secuestrados en la provincia de Kunduz cuando realizaban un reportaje.De otro lado un total de 246 soldados británicos han perdido la vida en Afganistán desde 2001 cuando comenzó la ofensiva occidental para desalojar a los talibanes del poder.

Más noticias

0 Comentarios