Los peloteros Cabrera y Sandoval brillan con bates de estrellas

La presencia histórica de veinte peloteros latinoamericanos en la 83 edición del Juego de las Estrellas, jugado esta semana en Kansas City, no defraudó a nadie y, por el contrario, los mejores bates fueron del dominicano Melky Cabrera y el venezolano Pablo Sandoval.

La presencia histórica de veinte peloteros latinoamericanos en la 83 edición del Juego de las Estrellas, jugado esta semana en Kansas City, no defraudó a nadie y, por el contrario, los mejores bates fueron del dominicano Melky Cabrera y el venezolano Pablo Sandoval.       Ambos compañeros de equipo con los Gigantes de San Francisco, en la Liga Nacional, se combinaron el martes para hacer cinco viajes a la caja de bateo, pegar tres imparables, incluido el único jonrón del partido, impulsar cinco carreras y anotar tres que ayudaron a la novena de la Nacional a vencer por 8-0 a la de la Americana.       Cabrera surgió en el Kauffman Stadium con un bate de estrella para pegar en primer sencillo, abrir el marcador y poner la guinda de un jonrón que sentencio la victoria de la Nacional.       Su gran inspiración ofensiva hizo que los aficionados le concedieran el honor de ser el Jugador Más Valioso (MVP) del partido, lo que simbolizó el gran triunfo de los peloteros latinoamericanos en el "Clásico de Verano", donde se dieron cita ocho dominicanos, siete venezolanos, dos puertorriqueños, dos cubanos y un panameño.       "El premio es el triunfo de todo el béisbol latinoamericano que estuvo presente en Kansas City y una demostración más de la gran aportación que diariamente hacemos dentro de la competición de las mayores", declaró Cabrera. "No me esperaba el premio, pero es algo muy especial, que me ayudará a ser mejor en la segunda mitad de la temporada".       Cabrera es el sexto dominicano que gana el MVP y el primero desde que Miguel Tejada lo obtuvo en 2005 para unirse a Alfonso Soriano (2004), Pedro Martínez (1999), Julio Franco (1990) y Juan Marichal (1965), el gran referente del béisbol dominicano en las Grandes Ligas.       Pero la gran felicidad de Cabrera fue que su triunfo lo consiguió teniendo como espectadoras de lujo a su abuela Teófila Guante, quien llegó desde Santo Domingo a ver el partido, y su madre, María Teresa Astacio, quien vive con él en San Francisco.       "Es un hijo maravilloso, pero además también una persona única en el trato con el resto de la gente, se hace querer en todos los aspectos", declaró su madre.       Cabrera reconoció que gracias a ellas podía disfrutar del éxito deportivo y de la estabilidad personal que tenía.       "Ellas han estado conmigo en las altas y en las bajas", destacó. "Si ellas, no hubiese llegado hasta aquí".       Si Cabrera, de 27 años, sorprendió con su bate oportuno y explosivo, Sandoval hizo historia con un triple monumental que ya lo incluyeron en el libro de las marcas.       Nunca antes en un Juego de las Estrellas se había pegado un triple con las bases llenas que se convirtieron en anotaciones, hasta que llegó Sandoval a la caja de bateo y lo consiguió ante los lanzamientos de Justin Verlander.       El histórico hit de "Kung Fu Panda", como cariñosamente se le conoce, le permitió la reivindicación de las críticas que surgieron por su elección, que se dio en la última semana de la votación popular para estar en el Juego de las Estrellas.       Sandoval confesó que se sintió inspirado por las palabras del dirigente Tony LaRussa y del antesalista Chipper Jones antes del inicio del partido.       LaRussa volvió como campeón defensor de la Liga Nacional a dirigir el partido tras su retiro luego de la pasada Serie Mundial, mientras que Jones se retira luego de esta campaña.       "Queríamos ganarlo no tanto por la ventaja local en la Serie Mundial. Queríamos ganarlo por ellos", declaró Sandoval, que se ganó la posición abridora en la última semana de votaciones. "Era importante ganar este juego por ellos, sus palabras nos motivaron mucho y como es lógico por mi propia reivindicación".       Junto a Cabrera y Sandoval, dentro de la Nacional, también salieron como abridores el venezolano Carlos González, el puertorriqueño Carlos Beltrán y el dominicano Rafael Furcal, que también pegó un triple.       La lista de los peloteros latinos en el "Viejo Circuito" la completó el veterano receptor panameño Carlos Ruiz, de los Filis de Filadelfia, que a sus 33 años llegó por primera vez al Juego de las Estrellas, el dominicano Starlin Castro, el venezolano José Altuve, el puertorriqueño Yadier Molina, y los lanzadores cubanos Gio González y Aroldis Chapman, que también debutaron en el "clásico".       Dentro de la Liga Americana los abridores fueron los dominicanos Robinson Canó, Adrián Beltré, José Bautista, que quedó segundo en el Festival de Cuadrangulares, y David Ortiz.       Los venezolano Asdrúbal Cabrera, Miguel Cabrera y Elvis Andrus junto con el relevista dominicano Fernando Rodney completaron la lista de los peloteros latinoamericanos que confirmaron que ya son parte fundamental dentro del deporte pasatiempo nacional en Estados Unidos.

Más noticias

0 Comentarios