Terapia de pareja: ¿Vestir la cama o dejarla sin vestir?