Los pilotos que se olvidaron de aterrizar reconocen haberse distraído hablando

El comandante y el copiloto del avión de Northwest Airlines que el pasado miércoles se olvidaron de aterrizar en Minneapolis reconocieron haberse distraído por una conversación, pero negaron haberse quedado dormidos, indicó el lunes la autoridad de seguridad en los transportes de EEUU.

El comandante y el copiloto del avión de Northwest Airlines que el pasado miércoles se olvidaron de aterrizar en Minneapolis reconocieron haberse distraído por una conversación, pero negaron haberse quedado dormidos, indicó el lunes la autoridad de seguridad en los transportes de EEUU.Durante más de cinco horas, el comandante, de 53 años, y el copiloto, de 54, fueron interrogados por la National Transportation Safety Board (NTSB) sobre el incidente, que les hizo pasarse 240 kilómetros de su destino.Los pilotos afirmaron que no se durmieron durante el vuelo entre la ciudad californiana de San Diego (oeste del país) y la norteña de Minneapolis, pero admitieron que hubo "un tiempo de distracción en la cabina de mando", debido a una "conversación" durante la cual no vigilaron los instrumentos del aparato ni respondieron a las llamadas de los controladores aéreos ni de su compañía aérea.Eso generó incluso el temor de que el avión, con 144 pasajeros y dos auxiliares de vuelo a bordo, hubiera sido secuestrado. Los pilotos precisaron a la NTSB que empezaron su discusión, sobre los nuevos horarios de trabajo resultado de la fusión de Northwest con la compañía Delta, cuando el avión ya se encontraba a una altitud de crucero.Afirmaron "haber perdido la noción del tiempo" y admitieron haber utilizado su ordenador portátil en la cabina de mando, algo que prohíbe la compañía. Ni el comandante ni el copiloto fueron conscientes de la posición del Airbus 320 hasta la intervención de un auxiliar de vuelo cinco minutos antes de la hora prevista para el aterrizaje.Es entonces cuando el comandante se dio cuenta del error y se comunicó con la torre de control de Minneapolis para volver hacia el aeropuerto y aterrizar. Normalmente, una maniobra de aterrizaje se prepara al menos 200 kilómetros antes del destino, según los expertos.

Más noticias

0 Comentarios