Tres nuevo diáconos para la Diócesis

Con gran devoción, fe y en una emotiva ceremonia, fueron consagrados diáconos para la Diócesis de Arlington: Ed Bresnahan, Michael Kelly y Jason Weber. Se les llama de ahora en adelante Diáconos Transitorios, pues dentro de un año se les concederá el Sacramento del Orden Sacerdotal.

Con gran devoción, fe y en una emotiva ceremonia, fueron consagrados diáconos para la Diócesis de Arlington: Ed Bresnahan, Michael Kelly y Jason Weber. Se les llama de ahora en adelante Diáconos Transitorios, pues dentro de un año se les concederá el Sacramento del Orden Sacerdotal.

Para la comunidad hispanoamericana es un gran orgullo, pues los tres nuevos diáconos han aprendido el español. Tan rápidamente que próximamente estarán dando sus homilías en nuestras lenguas y ayudando a bautizar, casar y predicar pero no a celebrar la misa todavía.

No podemos olvidar que un diácono es una persona que ha recibido el primer grado del Sacramento del Orden Sacerdotal por la imposición de las manos del Obispo. Propiamente, según el catecismo de la Iglesia Católica, los diáconos no son sacerdotes, a pesar de pertenecer al Orden Sagrado.

Dentro de la Iglesia Católica hay dos tipos de diáconos: diacono transitorio y diácono permanente. Se les llama transitorios porque están en tránsito hacia el sacerdocio. En cambio el diácono permanente puede ser conferido a hombres casados pero especialmente comprometidos con su comunidad y la iglesia. El diácono permanente debe ser considerado hombre “probo” por la comunidad, caritativo, respetuoso, misericordioso y servicial.

En el Concilio Vaticano II, se restauró nuevamente el diaconado permanente. Los primeros diáconos fueron ordenados por los apóstoles (Hechos 6-1-6) y fueron siete. El más destacado de ellos fue el protomártir San Esteban. Sólo el varón bautizado recibe válidamente esta Sagrada Ordenación. Las vestiduras propias del diácono son la estola puesta al modo diaconal, es decir, cruzada en el cuerpo desde el hombro izquierdo y anudada por sus extremos en el lado derecho, a la altura de la cintura y sobre ésta la dalmatica, vestidura utilizada sobre todo en las grandes celebraciones y solemnidades.

De parte de nuestra comunidad hispana nos alegramos por estos nuevos diáconos y seguimos pidiendo a la comunidad oración por las vocaciones y a los padres de familia latinos que fomenten las vocaciones sacerdotales y religiosas en los hogares. Necesitamos con urgencia más sacerdotes.

Foto: (izq. a der.) Ed Bresnahan, Michael Kelly y Jason Weber

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo

Más noticias

0 Comentarios