La novena de Boston se alista para decir: playball!

Los Red Sox se enfrentan este domingo ante los Yankees de Nueva York en la catedral del béisbol: Fenway Park.

La novena de Boston se alista para decir: playball! La novena de Boston se alista para decir: playball!

La novena de Boston se alista para decir: playball!

El equipo mimado de Boston, Los Red Sox dan inicio a la nueva temporada este domingo con un duelo ante nadie más ni nadie menos que sus archirrivales, Yankees de Nueva York en la catedral del beisbol, Fenway Park.  Ante muchas expectativas pero con varias incertidumbres, la novena de Boston se alista para decir: playball!

Una de las claves para la temporada que está por comenzar será el desempeño de los 3 primeros brazos en la rotación de abridores.  Las tres Js, Josh Beckett, Jon Lester y la nueva adquisición, John Lackley serán fundamentales en el éxito del equipo.  Los tres abridores tendrán que abrir al menos 30 partidos cada uno y ganar la mayoría de ellos para que los Red Sox tengan oportunidad de llegar a la serie mundial.

Josh Beckett  será el primero en tener la oportunidad de demostrar que pertenece a una de las mejores rotaciones en las mayores este domingo a las 8:05pm cuando tenga el honor de inaugurar la temporada ante los eternos rivales del Bronx.

En la ofensiva, la partida de Jason Bay deja un gran hueco en la alineación y es donde entran las incógnitas, ¿Como lucirán los nuevos jugadores de los Medias Rojas?  ¿Que aportaran con el bate, el dominicano Adrian Beltre, Marco Scutaro y Mike Cameron? ¿Podrá cada uno exaltarse bajo la presión que existe jugando en Boston? De lo que si estamos seguro es que cada uno de esos peloteros trae a Boston un excelente guante y ayudaran mucho a los lanzadores con su defensiva.

Otra de las incertidumbres que tiene preocupado a la nación de los Red Sox es el poder de Big Papi y favorito de la afición local, David Ortiz, quien el año pasado tuvo el peor mes de abril en su carrera y tampoco nos deleito con el bate peligroso al cual nos tiene acostumbrado a pasmar desde su llegada a Boston. Pero año nuevo, campaña nueva, y esta pre-temporada, el carismático y querido pelotero quisqueyano se presentó a los campamentos primaverales luciendo 15 libras de menos, saludable y con mucha confianza en sí mismo.

Así que todas esas incógnitas las comenzaremos a descifrar este domingo cuando los Red Sox abran la temporada 2010 con el clásico de clásicos, ante los campeones los bombarderos del Bronx.

Más noticias

0 Comentarios