Los salvadoreños madrugan y salen masivamente a elegir a su próximo presidente

Miles de salvadoreños acudieron hoy desde temprano a los centros de votación para elegir a su próximo presidente, la gran mayoría cerca de sus hogares gracias al nuevo voto residencial y en un ambiente de tranquilidad.

Salvador Sánchez Cerén (c-i), candidato presidencial del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), tras votar junto a su esposa, Margarita Villalta (c-d), en San Salvador. EFE Galería
Norman Quijano, candidato presidencial salvadoreño del partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), tras votar este domingo 2 de febrero de 2014, en San Salvador. EFE Galería

Salvador Sánchez Cerén (c-i), candidato presidencial del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), tras votar junto a su esposa, Margarita Villalta (c-d), en San Salvador. EFE

Miles de salvadoreños acudieron hoy desde temprano a los centros de votación para elegir a su próximo presidente, la gran mayoría cerca de sus hogares gracias al nuevo voto residencial y en un ambiente de tranquilidad.En familia, en parejas, solos, con sus hijos, nietos u otros familiares, con o sin distintivos partidarios, los salvadoreños abarrotaron los 1.593 centros de votación instalados en el país.Los centros abrieron sus puertas a las 07.00 hora local (13.00 GMT), aunque algunas personas hicieron fila desde antes, y cerrarán a las 17.00 horas locales (23.00 GMT).En total 4.955.107 salvadoreños están convocados este día a elegir al sucesor del presidente Mauricio Funes y al vicepresidente del país.De los cinco candidatos, Salvador Sánchez Cerén, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), son los favoritos, aunque según los últimos sondeos ninguno de los dos obtendrá la mayoría necesaria (50 % mas uno de los votos) para ganar en primera vuelta."El ambiente está tranquilo, no tenemos incidentes que lamentar (...), no hay zozobra", declaró el presidente Funes a los periodistas, tras votar en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones de San Salvador.Asimismo, vaticinó que la participación "va a ser mucho más masiva" que en 2009, cuando él ganó la Presidencia por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y reafirmó que la Policía y el Ejército garantizan la seguridad durante el proceso electoral.Casi 40.000 personas se han desplegado para brindar seguridad en las elecciones, entre policías, militares, socorristas, personal sanitario y otros.En las primeras horas de votación, pese a algunos inconvenientes menores, todo se ha desarrollado con tranquilidad, según dijeron a Efe diferentes jefes de centros de votación y observadores.Desde antes de abrir "teníamos una cantidad de votantes significativa y desde que abrimos (...) no hemos tenido mayores inconvenientes", señaló Alejandro de León, jefe de centro en la escuela "25 de Septiembre de 1939".José Herrera, observador de un organismo nacional, coincidió con De León en que no ha habido "anomalías grandes", aunque algunos centros de votación no cuentan con instalaciones adecuadas para que las personas con discapacidades voten.El candidato oficialista Salvador Sánchez Cerén, que fue el primero de los aspirantes en votar, afirmó que si gana hará "un Gobierno del pueblo y para el pueblo"."Estamos listos para este triunfo; hemos hecho lo que teníamos que hacer, estamos en las manos de Dios y de mis compatriotas", dijo por su parte el candidato opositor Norman Quijano a los periodistas.En esta ocasión el Tribunal Supremo Electoral (TSE) aplica por primera vez el voto residencial en los 262 municipios del país, tras una implementación gradual desde 2006.Esta modalidad ha facilitado la movilización de los votantes, ya que las urnas les quedan más cerca de sus hogares, según varios salvadoreños consultados por Efe.Como los votantes ya no tienen que cubrir grandes distancias para ir a sufragar, las calles de San Salvador y otras ciudades no muestran el ambiente festivo de elecciones anteriores.Uno de los que madrugaron para ser de los primeros en votar es el jornalero y agricultor José Israel Cruz, de 40 años, que a las 06.00 hora local (12.00 GMT) ya esperaba que abrieran el centro de votación instalado en una escuela del municipio de San Pedro Perulapán, departamento de Cuscatlán (centro).Cruz votó para "que haya un mejor futuro para todos", ya que "el que ha estado gobernando no ha cumplido muchas cosas que prometió", dijo a Efe en una referencia al presidente Funes.Por el contrario, la vendedora María Gladis Avilés, de 73 años, claramente identificada con los colores del FMLN, dijo que "hay que votar para seguir viendo la mejoría" que ha promovido el Gobierno de Funes.En sectores comerciales de San Salvador, la actividad en supermercados, restaurantes, cafés, tiendas y otros negocios mantiene el ritmo normal, con las elecciones como tema principal de conversación entre clientes y empleados.Además del voto residencial, estos comicios tienen la novedad de que por primera vez se aplica el voto desde el exterior, para el cual sólo se registraron 10.337 salvadoreños, pese a que afuera viven cerca de tres millones.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios