Los expertos prevén regulaciones muy estrictas para el cigarrillo electrónico tras el COP7

Investigadores y expertos en salud prevén que de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco (COP7), que tendrá lugar en noviembre, surgirán directrices para regular de forma "bastante estricta" las polémicas alternativas al cigarrillo.

Los expertos prevén regulaciones muy estrictas para el cigarrillo electrónico tras el COP7 Los expertos prevén regulaciones muy estrictas para el  cigarrillo electrónico tras el COP7

Los expertos prevén regulaciones muy estrictas para el cigarrillo electrónico tras el COP7

Investigadores y expertos en salud prevén que de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco (COP7), que tendrá lugar en noviembre, surgirán directrices para regular de forma "bastante estricta" las polémicas alternativas al cigarrillo.

"Creemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) va a recomendar unos controles bastante estrictos acerca de la accesibilidad y el fomento de los cigarrillos electrónicos", dijo hoy a Efe Christopher Russell, psicólogo del comportamiento del Centro para la Investigación del Uso de Sustancias en Glasgow (Escocia).

"Yo espero que no los vayan a restringir o a regular como a los productos con tabaco porque esto daría un mensaje equivocado de que los productos de tabaco combustible y los productos no combustibles de nicotina son lo mismo y eso no es cierto", agregó el investigador británico.

La COP7, con representantes de 180 Estados y varios observadores, se realizará en India del 7 al 12 de noviembre próximos y está previsto que se centre en el comercio ilícito de los productos de tabaco, las legislaciones recientes sobre el tema y los "nuevos dispositivos de nicotina y pipas de agua", según fuentes de la OMS.

El convenio marco ha mostrado cautela ante esas alternativas por considerar que no existe suficiente evidencia de que son menos riesgosas o de que sus componentes son menos dañinos y ha instado a los Gobiernos a regularlos, aunque por ahora no hay una directriz específica.

En América, según la OMS, Argentina, Brasil, México Panamá, Surinam y Uruguay han prohibido totalmente su comercialización; mientras Canadá y Chile los reglamentaron como "productos terapéuticos" y Costa Rica, Ecuador, Honduras y Jamaica los incluyeron en sus legislaciones como productos de tabaco.

El psicólogo, quien asegura que esos dispositivos pueden ayudar a dejar de fumar, y otros expertos como el cardiólogo Konstantinos Farsalinos, del Onassis Center en Grecia y principal investigador del cigarrillo electrónico en el mundo, y Clive Bates, ex director ejecutivo de Acción sobre Tabaco y Salud del Reino Unido, han pedido en las últimas semanas que el tema cobre relevancia en la COP7.

"Pensamos que en el informe de la OMS para la COP7 se incluirá una declaración positiva de que el cambio de los fumadores a productos que no contienen tabaco o nicotina ha salvado vidas y salvará más y eso es muy importante", expresó Russell.

"Esto reconocería que este tipo de productos son más seguros que el cigarrillo y que millones de fumadores lograron cambiar a estos productos y por lo tanto su expectativa de vida mejorará", añadió el experto, quien encabezó esta semana en Bogotá un foro sobre el tema.

En el encuentro, Elkin Otálvaro, director de Dispositivos Médicos y otras Tecnologías del Instituto colombiano de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), pidió "prudencia" y aseguró que "aún no hay evidencia concluyente" para decidir si se prohíben, se regulan como productos de tabaco o se comercializan bajo otra modalidad.

"En el momento en el que la evidencia científica sea concluyente, que aún no lo es, o que la OMS emita una recomendación, se analizará una posición", sostuvo Otálvaro en referencia a una eventual decisión en la reunión de noviembre.

Russell señaló que hay una fuerte "precaución en cuanto a los cigarrillos electrónicos y hay malos entendidos en cuanto a su toxicidad".

En junio, expertos reunidos en el Foro Global sobre Nicotina se refirieron a los cigarrillos electrónicos y vapeadores e insistieron en que los estudios muestran una reducción del 95 % de daño con nuevas alternativas en las que no hay combustión.

El Convenio para el Control del Tabaco (CMCT) entró en vigor en 2005 y es el primer tratado internacional para coordinar y dar fuerza a la lucha antitabáquica mundial.

Sus estrategias son impulsar ambientes libres de humo, apoyar a las personas para que dejen de fumar, la inclusión de advertencias en los paquetes de cigarrillo, la prohibición de publicidad, promoción y patrocinio y el aumento del precio y de los impuestos al tabaco.

Según la OMS, en el mundo hay más de mil millones de fumadores y por el tabaquismo mueren casi 6 millones de personas cada año.

Más noticias

0 Comentarios