El presidente hondureño recibe a los evangélicos y les pide orar por su Gobierno

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, recibió hoy a los representantes de las iglesias evangélicas de su país y les pidió que oren por él y su gobierno, así como por los agentes de la justicia "amenazados" por criminales.

Una fotografía cedida por la Casa Presidencial de Honduras muestra al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (i), y el pastor Evelio Reyes (d), participando en una jornada de oración este martes 4 de febrero de 2014, en la entrada principal de la Una fotografía cedida por la Casa Presidencial de Honduras muestra al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (i), y el pastor Evelio Reyes (d), participando en una jornada de oración este martes 4 de febrero de 2014, en la entrada principal de la

Una fotografía cedida por la Casa Presidencial de Honduras muestra al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (i), y el pastor Evelio Reyes (d), participando en una jornada de oración este martes 4 de febrero de 2014, en la entrada principal de la

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, recibió hoy a los representantes de las iglesias evangélicas de su país y les pidió que oren por él y su gobierno, así como por los agentes de la justicia "amenazados" por criminales.Hernández, que este lunes participó en actividades religiosas de la iglesia católica conmemorativas al 267 aniversario del hallazgo de la Virgen de Suyapa, patrona de Honduras, se reunió hoy en la casa de Gobierno con representantes de la Confraternidad Evangélica de Honduras.Uno de los pastores de la Confraternidad Evangélica que rezaron en la entrada principal de la Casa Presidencial, Evelio Reyes, enfatizó que "sin oración", Honduras, país marcado por la pobreza, el desempleo y la violencia criminal, no podrá salir adelante.Agregó que para mejorar la situación del país, los altos funcionarios que ejercen el poder deben actuar "con responsabilidad" y la fe debe imperar en la administración pública.En Honduras la pobreza afecta al 70 % de sus 8,5 millones de habitantes, mientras que la violencia deja un promedio de 20 muertes diarias."No hay libertad sin responsabilidad, la libertad y la responsabilidad son como dos hermanas gemelas que no pueden separarse", enfatizó el pastor Reyes, quien recalcó que la fe debe imperar en la administración pública.El presidente hondureño fue acompañado por su esposa, Ana de Hernández, y varios de sus funcionarios más cercanos al evento promovido por la Confraternidad Evangélica.

Más noticias

0 Comentarios