El presidente de Innogy, optimista respecto a poder cotizar en el MDAX

El presidente de la compañía alemana de energía renovable Innogy, Peter Terium, se mostró optimista respecto a las posibilidades de cotizar en el índice de medianas empresas MDAX de la bolsa de Fráncfort.

El presidente de Innogy, optimista respecto a poder cotizar en el MDAX El presidente de Innogy, optimista respecto a poder cotizar en el MDAX

El presidente de Innogy, optimista respecto a poder cotizar en el MDAX

El presidente de la compañía alemana de energía renovable Innogy, Peter Terium, se mostró optimista respecto a las posibilidades de cotizar en el índice de medianas empresas MDAX de la bolsa de Fráncfort.

Terium dijo la pasada noche en un encuentro con periodistas que la entrada en el selectivo DAX 30 es más difícil pero que es una persona paciente y contempló que en el futuro pueda producirse.

La matriz RWE sacó a bolsa a comienzos de octubre un 25 % de las acciones en Innogy, operación con la que ingresó 5.000 millones de euros para reducir parte de su deuda, que asciende a 25.000 millones de euros, e invertir en negocios relacionados con el cambio de modelo energético.

Terium, que es holandés, explicó que la salida a bolsa de Innogy, a un precio de colocación de 36 euros por acción, se produjo mediante un procedimiento de escisión spin off, que permitió que entrara el dinero en la matriz.

Su competidor E.on sacó este año también a bolsa Uniper, que agrupa la generación convencional, pero mediante un procedimiento split off, por el que las acciones se convirtieron en títulos de la nueva compañía.

Terium consideró que este procedimiento split off es bueno para los accionistas pero no para la empresa matriz a la que no le entró liquidez.

En una spin off la matriz distribuye las acciones de la filial a sus antiguos accionistas en forma de un dividendo especial, mientras en una split off el accionista tiene que elegir entre tener títulos en la filial o en la matriz.

Terium señaló que una tercera parte de los inversores de Innogy son británicos, otra tercera parte estadounidenses y otra tercera parte, noruegos, franceses, suizos y alemanes.

Se trata de inversores institucionales a largo plazo, según explicó el presidente de Innogy.

Entre ellos está el inversor estadounidense BlackRock, que tiene una participación del 5,1 %.

Terium añadió que el inversor de Innogy rehúsa el riesgo y está interesado en un puerto seguro que ofrezca dividendos estables, a diferencia del inversor de RWE, que está dispuesto a asumir riesgos.

El precio de las acciones de Innogy han caído recientemente tras la subida de los tipos de interés, después de que Donald Trump fuera elegido nuevo presidente de EEUU, y cuestan ahora 33,70 euros

Terium auguró una "electrificación de la sociedad" y valoró la iniciativa de BMW, Daimler, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen con Audi y Porsche para crear la mayor red de carga eléctrica en Europa.

Innogy tiene proyectos en EEUU, el norte de África y Oriente Medio, según dijo Terium.

Innogy agrupa la generación de electricidad con renovables, las redes y la distribución de RWE y tiene 40.000 de los 60.000 empleados de toda la compañía.

Más noticias

0 Comentarios