La oposición de Montenegro no reconoce el resultado electoral del domingo

Las cuatro mayores fuerzas políticas de la oposición montenegrina anunciaron hoy que no reconocen los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas en el país balcánico el pasado domingo, debido al ambiente generado por el temor expreso del Gobierno a un golpe de Estado.

La oposición de Montenegro no reconoce el resultado electoral del domingo La oposición de Montenegro no reconoce el resultado electoral del domingo

La oposición de Montenegro no reconoce el resultado electoral del domingo

Las cuatro mayores fuerzas políticas de la oposición montenegrina anunciaron hoy que no reconocen los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas en el país balcánico el pasado domingo, debido al ambiente generado por el temor expreso del Gobierno a un golpe de Estado.

"En unas condiciones de (supuesto) golpe de Estado, tal y como declararon las instituciones estatales, ¿es posible tener elecciones regulares? Naturalmente, no", declaró a la televisión pública montenegrina RTCG el líder de la coalición opositora Kljuc, Miodrag Lekic.

Además de Kljuc, una alianza de partidos de centro izquierda y centro derecha, el prorruso Frente Democrático, el partido centrista Demokrate y el Partido Socialdemócrata (SDP) se niegan a reconocer los resultados de las legislativas.

En los comicios ganó el Partido Democrático de los Socialistas (DPS) del primer ministro y "hombre fuerte" de Montenegro, Milo Djukanovic, que lleva ya más de un cuarto de siglo en el poder, aunque la mayoría obtenida (en torno al 41 %) no le permite gobernar en solitario, por lo que debe buscar socios.

Para Lekic, "las cuatro formaciones (opositoras citadas) no pueden" reconocer el voto surgido de las urnas en la "seria" situación generada después de la noticia de que una organización criminal serbia planeaba una asonada.

La Fiscalía de Montenegro informó el domingo de unos supuestos planes de tal organización de asaltar el Parlamento y capturar al primer ministro durante la misma jornada electoral con el fin de forzar el triunfo de "determinados partidos".

También anunció la detención la noche anterior de veinte personas presuntamente involucradas en tal conjura.

La oposición puso entonces en duda ese supuesto complot y el Frente Democrático lo calificó de propaganda y un intento de influir en el resultado electoral.

Lekic exigió hoy que se esclarezcan detalles de esa supuesta amenaza y acusó a la policía, la Fiscalía y al propio primer ministro de haber violado las normas electorales.

Más noticias

0 Comentarios