Gobernador de Puerto Rico urge al Congreso de Estados Unidos para ser el estado 51

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, urgió al Congreso estadounidense a "actuar" y comenzar el "proceso de transición" para incorporar a la isla como el estado 51, tras el plebiscito en el que se impuso mayoritariamente la opción de "estadidad".

"El pueblo de Puerto Rico ha hablado. El Congreso debe actuar", subrayó Roselló en una rueda de prensa en el Club Nacional de Prensa de Washington.

El plebiscito no vinculante registró más de un 97% de respaldo a la opción de los "estadistas" encabezados por el gobernador Rosselló, frente a las de independencia total y proseguir con el estatus actual.

No obstante, el triunfo se vio empañado por la baja participación, que sólo fue del 20%, con lo que apenas votaron alrededor de medio millón de los 2,600,000 de electores habilitados.

Roselló señaló que "corresponde ahora a la nueva generación de puertorriqueños demandar el fin de la actual relación colonial, y comenzar el proceso de transición para incorporar de manera integral a Puerto Rico como el siguiente estado de la Unión".

Asimismo, recalcó que se trata de "un problema de derechos civiles", y mencionó, entre otras desventajas, aunque son ciudadanos estadounidenses, que los puertorriqueños no tienen derecho a votar por el presidente de Estados Unidos o legisladores de Washington si no residen en el territorio continental.

"Resultaría una gran contradicción (por parte de Estados Unidos) exigir democracia en otras partes del mundo como Venezuela o Siria, sin responder al legítimo derecho a la autodeterminación política que se produjo en Puerto Rico", reiteró.

El gobernador estuvo acompañado de los congresistas Don Young, republicano por Alaska, y Darren Soto, demócrata por Florida, quienes participaron en la Misión de Observación para el proceso electoral en la isla caribeña.

Ambos expresaron su respaldo al proceso de unión de Puerto Rico, y señalaron que llevarán el informe sobre el plebiscito al Congreso estadounidense para que empiece a tratar la cuestión cuanto antes.

"Es hora de terminar la actual situación colonial de Puerto Rico", subrayó Young.

Roselló, quien sostendrá reuniones con legisladores en el Capitolio, tenía previsto entrevistarse con Steven Scalise, número tres republicano en la Cámara de Representantes, quien se encuentra en estado crítico tras ser tiroteado ayer en Alexandria (Virginia) por un detractor del presidente estadounidense, Donald Trump.

Previamente, y a primera hora, el gobernador puertorriqueño sostuvo un breve encuentro con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para transmitir el mensaje de que los residentes de la isla caribeña solicitan los mismos derechos que el resto de los estadounidenses.

Almagro afirmó en su cuenta de Twitter, tras la reunión con Roselló, que "reconocemos los derechos del pueblo de Puerto Rico a ser escuchado para dejar situación colonial".

La isla caribeña atraviesa un difícil situación económica, tras su declarada incapacidad para hacer frente a una abultada deuda de más de 73,000,000,000 de dólares, y que se manifiesta ya en recortes presupuestarios a la Universidad de Puerto Rico y a la Policía mientras otras instituciones importantes se han declarado en bancarrota.

Como consecuencia, se ha producido un gran éxodo hacia el territorio continental de Estados Unidos y, en los últimos seis años, se calcula que más de 300.000 puertorriqueños han abandonado la isla, en su mayoría jóvenes, en busca de mejores oportunidades económicas.

Más noticias

0 Comentarios