Rinden homenaje a embajador hondureño que dio protección a chilenos en 1973

Los Gobiernos de Honduras y Chile rindieron hoy un homenaje al embajador hondureño Rafael Leiva Vivas, quien en 1973 como diplomático brindó protección en Chile a ciudadanos de ese país durante la crisis que llevó al derrocamiento del entonces presidente, Salvador Allende.

Rinden homenaje a embajador hondureño que dio protección a chilenos en 1973 Rinden homenaje a embajador hondureño que dio protección a chilenos en 1973

Rinden homenaje a embajador hondureño que dio protección a chilenos en 1973

Los Gobiernos de Honduras y Chile rindieron hoy un homenaje al embajador hondureño Rafael Leiva Vivas, quien en 1973 como diplomático brindó protección en Chile a ciudadanos de ese país durante la crisis que llevó al derrocamiento del entonces presidente, Salvador Allende.

Leiva Vivas fue condecorado con la Orden "José Cecilio del Valle" en el Grado de Gran Cruz Placa de Plata, del Gobierno de Honduras, "por ser un baluarte en la promoción y fortalecimiento de las relaciones de amistad y hermandad entre Honduras y las demás naciones", indicó la Cancillería de Tegucigalpa en un comunicado.

El Gobierno de Chile, a través de su embajador en Tegucigalpa, Jaime Bravo, también le rindió un homenaje al diplomático hondureño por su papel desempeñado en uno de los momentos más críticos en la historia de Chile durante el golpe de Estado contra Allende.

La canciller hondureña, María Dolores Agüero, destacó el profesionalismo de Leiva Vivas representando a Honduras en varios países, principalmente el trabajo que desempeñó en Santiago de Chile a inicios del decenio de los años 70 del siglo pasado.

Agregó que Leiva Vivas también es el fundador de la Academia Diplomática de la Cancillería hondureña, a la que le dedicó 15 años.

El embajador Leiva Vivas organizó la Academia Diplomática para "atender la formación y capacitación de los diplomáticos hondureños, ya sea que estuvieran en la planta interna o en el servicio exterior, de cuyo proceso orgullosamente me siento parte", subrayó Agüero Lara.

"Gracias embajador Leiva Vivas por su producción, como autor, por haber sido un jefe de misión de primera línea y por haber echado a andar nuestra Academia Diplomática", acotó.

El año del golpe de Estado contra Allende, Leiva Vivas abrió la legación diplomática hondureña a ciudadanos de Chile y otros países cuya vida estaba en peligro.

Posteriormente algunos de aquellos ciudadanos chilenos pudieron salir de su país y llegaron a Tegucigalpa, donde varios de ellos, profesionales, ejercieron como maestros en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El también escritor Leiva Vivas, con 55 años de carrera diplomática, es uno de los embajadores más reconocidos que tiene Honduras.

En el homenaje que le tributaron hoy su país y Chile, expresó que recibía la condecoración José Cecilio de Valle "con honor porque es una recompensa a mis 55 años de haber ingresado al servicio de esta Secretaría" de Relaciones Exteriores.

También agradeció al Gobierno de Chile que preside Michelle Bachelet por el "honroso homenaje" que le concedió.

Más noticias

0 Comentarios