Protestan en apoyo a una concejala boliviana que funcionarios intentaron violar

Decenas de personas se manifestaron hoy en la ciudad boliviana de Cochabamba (centro) para solidarizarse con una concejala indígena que fue golpeada por un concejal y el alcalde de un pueblo de esa región, que también intentaron violarla.

Protestan en apoyo a una concejala boliviana que funcionarios intentaron violar Protestan en apoyo a una concejala boliviana que funcionarios intentaron violar

Protestan en apoyo a una concejala boliviana que funcionarios intentaron violar

Decenas de personas se manifestaron hoy en la ciudad boliviana de Cochabamba (centro) para solidarizarse con una concejala indígena que fue golpeada por un concejal y el alcalde de un pueblo de esa región, que también intentaron violarla.

Medio centenar de mujeres de asociaciones políticas municipales y departamentales del oficialismo y de la oposición marcharon para exigir sanciones para los acusados, que pertenecen al municipio de Tapacarí, a 67 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

La concejala Erenia Villca Nina, de la fuerza gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), denunció que sufrió las agresiones el pasado 5 de mayo y acusó ante la Policía al concejal Ignacio Mendoza y al alcalde del pueblo Severino Vargas, del mismo partido.

Tras recuperarse de las agresiones y gracias a una ayuda económica de otras mujeres políticas para pagar su atención en un hospital, Villca fue dada de alta el miércoles y su caso ha causado un revuelo y una indignación general en la sociedad boliviana.

"Las mujeres asambleístas, diputadas y senadoras hemos hecho un pronunciamiento exigiendo la actividad por parte del Ministerio Público para que de una vez por todas se abra causa", contó hoy a Efe la concejala de Cochabamba y vicepresidenta de la Asociación de Municipios de Bolivia, Rocío Molina.

La denuncia señala que Mendoza pidió que la concejala bajarse del auto donde iban y en una ribera del río comenzó a agredirla físicamente con golpes de puño y rodillazos e intentó abusar sexualmente de ella sacándole la ropa a la fuerza.

Al lugar llegó Vargas y en vez de pedir que cesase la violencia pidió que siguiera la agresión y que ella y otra concejala, que se encontraba en el lugar, fueran violadas.

"Me pegaron. Ellos me patearon, me pisaron con su zapato. Me siguió pateando. Tampoco yo me dejé, me defendí", relató a los medios la concejala quechua mientras estaba en el hospital.

Uno de los acusados, Mendoza, rechazó, escuetamente, ante los medios haber golpeado a la concejala y dijo que él fue objeto de insultos e intentó parar una pelea entre ella y otra mujer.

Molina explicó que están exigiendo que "no haya el mínimo resquicio en la posibilidad de negociar la violencia" y que están buscando dar a Villca "las garantías necesarias para que pueda retornar a su comunidad y continuar en su puesto como concejala".

Ahora la concejala está en un centro de acogida de la ciudad de Cochabamba junto a su familia, donde se le está brindando apoyo psicológico y tratamiento para una deficiencia cardiaca que padece.

Molina explicó que la fiscalía aún no ha actuado a pesar de que además de la acusación de la víctima, también presentaron denuncias organizaciones como la Asociación de Concejalas de Bolivia (Acobol).

El Órgano Electoral Plurinacional (OEP) condenó el acoso sexual y político a la víctima y pidió que los actos sean investigados.

El presidente del Senado, el oficialista José Alberto Gonzáles, también dijo a los medios que "no se va a proteger de ninguna manera a los que violen los derechos de las mujeres".

Bolivia cuenta desde 2012 con una ley pionera para regular el acoso y la violencia contra las mujeres que actúan en política debido a la cantidad de casos que se presentan.

Más noticias

0 Comentarios