Decenas de indios protestan en Brasilia y exigen la demarcación de sus tierras

Decenas de indios de la etnia munduruku se manifestaron hoy en la zona central de Brasilia para exigir una "inmediata demarcación" de sus territorios, en los que denunciaron que el Gobierno pretende emprender proyectos hidroeléctricos.

Decenas de indios protestan en Brasilia y exigen la demarcación de sus tierras Decenas de indios protestan en Brasilia y exigen la demarcación de sus tierras

Decenas de indios protestan en Brasilia y exigen la demarcación de sus tierras

Decenas de indios de la etnia munduruku se manifestaron hoy en la zona central de Brasilia para exigir una "inmediata demarcación" de sus territorios, en los que denunciaron que el Gobierno pretende emprender proyectos hidroeléctricos.

La protesta se concentró frente a la sede del Ministerio de Justicia, donde los indios, vestidos con sus ropas típicas, tocados con plumas y armados con arcos y flechas, mostraron carteles en los que se leía "demarcación ya".

La manifestación transcurrió sin incidentes, vigilada de cerca por decenas de agentes de la policía, que no precisaron intervenir.

La etnia munduruku habita en el estado amazónico de Pará y sus dirigentes aseguraron que en algunas de las tierras que reclaman como propias, y que aún no han sido objeto de demarcación, el Gobierno planea construir al menos tres represas hidroeléctricas.

"Los hombres blancos saben que esas tierras son nuestras, pero no respetan los límites y la demarcación es necesaria para darle más protección a los pueblos indígenas", dijo el caqique Saw Munduruku.

Durante la semana pasada, numerosos grupos de indios protestaron en Brasilia contra medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno del presidente Michel Temer y también por un proyecto que pretende alterar las normas que rigen para la demarcación de sus tierras.

El proyecto de ley propone que esa responsabilidad, que hasta ahora es de la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai), sea transferida al Congreso, en el que existen grupos parlamentarios que representan los intereses de los empresarios del campo.

Según los indios, esos grupos parlamentarios pudieran beneficiar a grandes hacendados que reclaman la propiedad de tierras indígenas, lo que en muchas ocasiones ha desatado violentos conflictos.

Un reciente informe del Consejo Indigenista Misionario (CIMI), organismo que depende de la conferencia episcopal brasileña, indicó que las disputas por la propiedad de la tierra causaron la muerte de 137 indios solamente durante el año 2015.

Más noticias

0 Comentarios