Abás advierte a Israel de que puede anular el reconocimiento de Oslo

El presidente palestino, Mahmud Abás, advirtió hoy a Israel de que si no reconoce al Estado palestino anulará el reconocimiento que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) hizo del Estado israelí en 1993, como parte de los Acuerdos de Oslo.

Abás advierte a Israel de que puede anular el reconocimiento de Oslo Abás advierte a Israel de que puede anular el reconocimiento de Oslo

Abás advierte a Israel de que puede anular el reconocimiento de Oslo

El presidente palestino, Mahmud Abás, advirtió hoy a Israel de que si no reconoce al Estado palestino anulará el reconocimiento que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) hizo del Estado israelí en 1993, como parte de los Acuerdos de Oslo.

En un discurso antes los más de 1.300 miembros delegados del séptimo congreso del movimiento nacionalista Al Fatah (elemento matriz de la OLP), que se celebra desde ayer en la ciudad cisjordana de Ramala, Abás afirmó que los palestinos buscan reciprocidad y respeto mutuo.

Por lo tanto, subrayó, el reconocimiento de Israel "no durará para siempre" si este país sigue rehusando reconocer a Palestina como Estado.

Abandonado hace años el proceso de Oslo, los palestinos han internacionalizado el conflicto y obtenido el reconocimiento de la mayoría de países de la ONU como "estado observador no miembro", un estatus que Abás, aseguró hoy, pedirá elevar.

"Iremos al Consejo de Seguridad para exigir la pertenencia plena a la ONU como Estado miembro. Si lo rechazan, estamos preparados para seguir pidiéndola hasta conseguirla", insistió.

Abás, que ayer fue reelegido como líder de Al Fatah en una votación que algunos elementos del sector renovador del partido vieron con recelo, también aseguró que "nunca reconocerá a Israel como Estado judío", una de las demandas del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para reactivar las negociaciones de paz.

En este sentido, descartó la posibilidad de avanzar en un proceso que contemple otra vez acuerdos interinos, como fue el de Oslo.

En un discurso plagado de alusiones nacionalistas, también afirmó que la independencia palestina llegará "tarde o temprano", igual que la evacuación de los asentamientos judíos.

"Nuestra cuestión es demasiado larga y estamos decididos a ponerle fin. Estoy convencido de que alcanzaremos nuestra independencia tarde o temprano", dijo Abás.

"No vamos a abandonar o evacuar esta tierra y la catástrofe de 1948 no se volverá a repetir", afirmó el presidente palestino en alusión a la salida de buena parte de la población árabe de Palestina tras la fundación del Estado de Israel y la primera guerra árabe-israelí.

Al congreso de Al Fatah, el séptimo desde la constitución del movimiento en 1959 y el segundo que se celebra en los territorios ocupados, asisten 60 delegaciones de 28 países.

Pero en comparación con el anterior, en 2009, que contó con 2.600 miembros, al actual sólo han sido invitados 1,411, lo que ha sido interpretado como un intento del presidente de sacudirse a la disidencia.

Su reelección como líder de Al Fatah, le convierte automáticamente a Abás en candidato del partido a la Presidencia palestina, si en algún momento se convocasen comicios presidenciales.

Los últimos fueron en enero de 2006, pero en junio de 2007 el movimiento islamista Hamás se hizo con el control de Gaza, de donde expulsó a las fuerzas leales a Al Fatah.

Hasta la fecha, el desacuerdo entre ambos movimientos impide celebrar comicios simultáneos en ambos territorios.

Abás recalcó hoy que está trabajando "para poner fin a la división" y que "la reconciliación debe basarse en la democracia y la convocatoria de elecciones".

De esta forma, explicó que no se opone a un gobierno conjunto con los grupos islamistas -Hamás y Yihad, que han sido invitados al congreso- que se encargue de preparar el camino a unas elecciones: "Aceptaremos el resultado y felicitaremos al ganador. Aquel que la gente elija, gobernará".

En relación con este problema, se refirió asimismo a la injerencia de gobiernos extranjeros en los asuntos palestinos, en alusión a los esfuerzos de los miembros del llamado Cuarteto Árabe de reconciliarle con el disidente Mohamed Dahlán, en quien ven a un posible sucesor.

"No nos interferimos en los asuntos de nadie y no aceptamos que nadie se interfiera en los nuestros", dijo.

En su larga comparecencia, Abás subrayó que Al Fatah se opone a cualquier forma de violencia.

"Nos oponemos al extremismo, al terrorismo, y a todas sus formas. Estamos contra la violencia (..) El Islam nunca ha sido una religión de extremismos", dijo Abás, quien pidió paciencia a los palestinos porque "la solución no vendrá de golpe (y) la solución a la causa palestina es gradual".

Más noticias

0 Comentarios