DE ÚLTIMO: Luis Fonsi vive emergencia por un incendio en pleno vuelo

La ofensiva contra el Estado Islámico en Mosul progresa excepto en el casco antiguo

La ofensiva del Ejército iraquí para expulsar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de la ciudad septentrional de Mosul continúa progresando con la recuperación hoy de un barrio en la parte occidental, mientras sigue estancada en el casco antiguo de la urbe iraquí.

La ofensiva contra EI en Mosul progresa excepto en el casco antiguo La ofensiva contra EI en Mosul progresa excepto en el casco antiguo

La ofensiva contra EI en Mosul progresa excepto en el casco antiguo

La ofensiva del Ejército iraquí para expulsar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de la ciudad septentrional de Mosul continúa progresando con la recuperación hoy de un barrio en la parte occidental, mientras sigue estancada en el casco antiguo de la urbe iraquí.

El comandante de las Operaciones Conjuntas, general Abdelamir Yarala, anunció que las Fuerzas Antiterroristas liberaron el barrio occidental de Al Zaura, después de tres días de combates en los que hubo un gran número de pérdidas humanas y materiales en las filas del EI.

Un batallón de las fuerzas especiales iraquíes irrumpió, según Yarala, en el barrio de Al Seha, que se sitúa junto al barrio de Al Zaura, gracias a los ataques que lanzaron la aviación de guerra iraquí y la coalición internacional, liderada por EEUU, ya que destruyó una línea de resistencia yihadista en esa zona.

"Es solo cuestión de tiempo que se libere el resto de Mosul y se derrote al EI", aseguró en un vídeo desde Bagdad el comandante del componente de Tierra de la misión de Estados Unidos contra el EI, el general de división Joseph Martin.

Un comandante de las Fuerzas Antiterroristas, el general Maan al Saadi, aseguró a Efe que después de liberar el barrio de Al Zaura, las unidades irrumpieron en el barrio de Al Seha desde el oeste y el sur.

Al Saadi afirmó que la aviación de combate destruyó la primera línea de resistencia que los extremistas pusieron en el acceso occidental del distrito, y que las excavadoras blindadas de las fuerzas especiales levantaron unos terraplenes que servían como trincheras para los radicales, y que además estaban minados.

Apuntó que sus unidades lograron detonar varios vehículos bomba y unos sesenta artefactos explosivos y minas del grupo, y destacó que unos once terroristas perecieron en la ofensiva.

Por otro lado, el comandante de la Policía, Raid Shaker Yaudat, aseveró que la estrategia de las unidades es "derrotar" a los cabecillas del EI mediante bombardeos, así como intensificar la vigilancia.

Agregó que la policía mató al terrorista Abu Baraa al Daguestani, uno de los responsables militares, y alcanzó también a su ayudante, identificado como Abu Abderahman al Zamari, en la zona del quinto puente sobre el río Tigris, que divide la ciudad de Mosul en dos y conecta el este liberado con el casco antiguo de la urbe.

Sus unidades mataron a otros dos cabecillas yihadistas: el primero, llamado Abdala al Huseini, que era un familiar del líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi; y a un segundo, identificado como Jaled Ali Nada, que es un "juez y responsable de la economía" del grupo. Ambos perecieron en un bombardeo en el barrio occidental de Al Zanyili.

Por otra parte, las fuerzas iraquíes destruyeron una instalación en la que estaban reunidos entre diez y doce seguidores de Al Bagdadi, y destruyeron una fábrica donde montaban bombas para ser posteriormente colocadas en vehículos, en el pueblo de Bab al Jair, en la comarca de Al Beaach, a unos 120 kilómetros al oeste de Mosul.

Yaudat informó de que sus unidades dirigieron varios bombardeos que destrozaron dos coches bomba y mataron a nueve terroristas de distintas nacionalidades árabes.

Según el militar, tenían la intención de atacar el aeropuerto de Tel Afar, ubicado en la comarca homónima, situada a unos 60 kilómetros al oeste de la urbe iraquí.

En la zona de Jedr Ilias, en Tel Afar, acabaron con una red de túneles y escondites, en los que había una gran cantidad de armas y munición, y mataron a decenas de terroristas, entre ellos, el responsable yihadista de las fábricas de explosivos en esa parte de la comarca.

Por su parte, el analista militar Amer al Bek adujo a Efe que el EI "ha empezado a derrumbarse, militarmente hablando, y que ahora solo combaten en grupos reducidos, como si fueran unas pandillas".

En palabras del experto, "ya quedan pocos barrios en el oeste bajo el control" de los yihadistas, y estos "no van a poder resistir más a los ataques de las fuerzas iraquíes ya que el EI ha perdido un gran número de sus dirigentes".

No obstante, aseguró que en el casco antiguo de la ciudad, "los combates están siendo intensos y complejos para ambas partes".

Concluyó que el EI, dentro del casco antiguo, solo tiene dos opciones: "Pelear hasta la muerte o la derrota"; aunque, "tienen la opción de irse a Siria, pero esto ahora es imposible porque todos los caminos que llevan a Siria están copados".

La ofensiva de las fuerzas iraquíes contra el EI en Mosul y en la provincia de Nínive, de la que es capital, comenzó el pasado octubre. las tropas lograron el pasado enero recuperar la mitad este de la ciudad, y ahora se encuentran en la fase final para expulsar definitivamente a los yihadistas del que fue su principal bastión.

Más noticias

0 Comentarios