Fracaso en Minsk a la hora de acordar una hoja de ruta para el este de Ucrania

Los ministros de Exteriores de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania fracasaron hoy a la hora de acordar en Minsk una hoja de ruta para el arreglo del conflicto en el este ucraniano.

Fracaso en Minsk a la hora de acordar una hoja de ruta para el este de Ucrania Fracaso en Minsk a la hora de acordar una hoja de ruta para el este de Ucrania

Fracaso en Minsk a la hora de acordar una hoja de ruta para el este de Ucrania

Los ministros de Exteriores de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania fracasaron hoy a la hora de acordar en Minsk una hoja de ruta para el arreglo del conflicto en el este ucraniano.

"Hoy no hemos logrado ningún avance, pero al mismo tiempo considero positivo que no se pongan en duda los acuerdos de los líderes del 19 de octubre", declaró Serguéi Lavrov, el ministro de Exteriores ruso, al término de la reunión en el conocido como "formato de Normandía".

Lavrov se refería al acuerdo alcanzado en la cumbre de los líderes de esos cuatro países en Berlín sobre la necesidad de trazar una hoja de ruta para desatascar la aplicación de los Acuerdos de Paz de Minsk de febrero de 2015.

Con todo, admitió que las partes no han podido consensuar hoy los pasos a seguir tanto en materia de seguridad como en el ámbito de la reforma política, según informan medios rusos.

"Nos referimos al estatuto de (autonomía de) ciertas zonas del Donbass (las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk) y su plasmación en la Constitución ucraniana, la amnistía y la celebración de elecciones locales", señaló.

El único acuerdo alcanzado fue que la retirada de armamento pesado de las tres localidades sellado en septiembre -Lugánskaya, Petróvskoye y Zolotóe- será acompañado por el repliegue de tropas y milicianos.

Ambas partes han admitido que, mientras en las dos últimas localidades la retirada de armamento se ha completado, en Lugánskaya el proceso está estancado debido a las discrepancias entre Kiev y los separatistas prorrusos.

La canciller alemana, Angela Merkel, y los presidentes ruso, Vladímir Putin; francés, François Hollande, y ucraniano, Petró Poroshenko, encargaron a sus ministros de Exteriores que elaboraran dicha hoja de ruta a finales de noviembre.

Además, en la cumbre berlinesa se acordó el despliegue de una misión policial, cuya composición y funciones debían ser fijadas en el marco de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE).

Los ministros de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y Francia, Jean-Marc Ayrault, anunciaron a principios de septiembre una nueva tregua y visitaron la región de Donetsk en un intento de impulsar las conversaciones de paz.

Las negociaciones están estancadas, entre otras cosas, por la falta de acuerdo sobre las elecciones en las zonas controladas por los separatistas, ya que Kiev exige garantías de seguridad y la presencia de observadores internacionales.

Además, Ucrania demanda el control de la frontera entre las regiones de Donetsk y Lugansk y el territorio ruso, mientras Moscú pide a Kiev que apruebe antes una ley que otorgue altas dosis de autonomía a las zonas separatistas.

Más noticias

0 Comentarios